14 d’octubre 2007

No m'ho he llegit, però m'hi oposo

Impagable aquest vídeo. El portaveu del PP monta una roda de premsa per oposar-se a la Llei de Memòria Històrica. Un periodista li demana una aclaració d'un article concret i el portaveu reconeix que no ha tingut temps de llegir-se la llei i que no en té ni idea. Només li faltava dir "Però si la Llei l'ha proposat el PSOE, segur que és dolenta". Immediatament, un segon periodista li qüestiona: "Però com es pot oposar a una llei que no s'ha llegit?". Mirin, mirin.





Via Netoraton. El ratolí cibernètic, una de les veus més àgils de la blogosfera pàtria, s'ha especialitzat en mostrar vídeos que treuen els colors de les galtes populars i els seus mitjans. Aquí en tenen una selecció:

8 comentaris:

Anònim ha dit...

Son ustedes insaciables. De una Ley torpe y revanchista, ustedes sólo ven una rueda de prensa. ¿Y por qué no habla de la Ley?

Anònim ha dit...

Qué guapo estás en plan Warhol. [Sra]

César Calderón ha dit...

Y amenazo con más videos. Por cierto, gran presentación la suya de educación 2.0

Don Güevos ha dit...

Habrá observado con qué saña interrogan. Sectarismo, del clásico. Le va muy bien al video.

Por cierto, los simbolos, ahora, como placebo para lo que quisieron que fuera y no fue. Ah, y solo hasta después de las elecciones.

Por cierto, dejarán caer las catedrales y las iglesias? No sé, no sé. No sé...su electorado.

Como en los toros. Va a ser que no.

don-aire ha dit...

Venga señor Güebos,

¿Cómo que sectarismo?. El periodista que va a una rueda de prensa y escucha al portavoz decir que no se ha leído la ley después de ponerla a caldo, como no le pregunte que cómo es posible eso tiene que cambiar de profesión.

Y ya que se fija en los detallitos, amplie el objetivo. Primero, el aspecto de niño empollón repelente (sentado en primera fila) del periodista que le pregunta por el artículo 15, el de las iglesias. Sospecho que no es de Público. Y luego la asistenta que acompaña al Fernández Díez, que no abre boca, y va buscando en la hojas grapadas el artículo 15. Que digo yo que no debe ser tan complicado. El 15, ése que va después del 14.

Ahora quítese el corsé político y admita que es una estampa lamentable. Hasta risible.

Se equivoca con los símbolos. Lo que es ahora (una democracia razonablemente seria) es lo que queríamos. Y es ésa democracia la que limpia el paisaje de restos fascistas. Más o menos como en todos los países civilizados.

Y por las iglesias, no sufra. A la que tiembla el cepillo, se ponen manos a la obra. Al César lo que es del César (Calderón).

don-aire ha dit...

Anónimo

Ningún país serio mantiene símbolos fascistas. En Alemania, te meten en la cárcel.

Anónimo

GRacias mamá

César

Al ataque. Que son pocos y cobardes. Esta gente a quien parece ser que no les gusta la memoria tiene un problema: primero, la hemeroteca; y luego, youtube.

Don Güevos ha dit...

"Y por las iglesias, no sufra. A la que tiembla el cepillo, se ponen manos a la obra"

Pues el dean de la catedral de Jaén (gobierna el psoe) ha dicho que no las quita; que la catedral necesita el dinero porque si no se cae; y quien va a quedar mal es el gobierno. Lo tiene en internet, en el País de hoy, edición andaluza.

Quiero yo ver como les quitan la subvención. Ya verá como va a ser que no. Ya sabe el problema...su electorado.

certificado ha dit...

Con la Ley de Memoria Histórica se zanja la demolición del espíritu de la Transición acometido con éxito en esta legislatura. El final pacífico de la Dictadura y la reforma que llevó a la democracia fueron posibles porque las "dos Españas" hicieron un pacto, como diría Azaña, de paz, piedad, perdón y, añado yo, de olvido. Esto fue posible no sólo por la amplitud de miras de los políticos sino porque así lo exigía la sociedad que no quería enfrentamientos. La España de los setenta miraba hacia delante, no hacia atrás. El Sr. Rodríguez Zapatero ha roto ese acuerdo nacional de concordia por alguna de estas razones: por irresponsabilidad, por estupidez o por partidismo.
Por último, me gustaría recordar que el PSOE si colaboró estrechamente con la dictadura de Miguel Primo de Rivera...