29 d’octubre 2012

Publicidad sin complejos

Llámenme malpensado, pero anunciar una empresa aérea en el mismo espacio de portada en que se destripa a otra compañía aérea huele a chamusquina. Uno ya no sabe si la noticia es, en realidad, un anuncio o si el anuncio es, en realidad, la noticia.



La Vanguardia inaugura su promoción de publicidad sin complejos y se abre un nuevo campo de posibilidades. Si la noticia es "La mitad de los catalanes sufren sobrepeso" inserimos un banner de Special K. Si "Bañez afirma que España está saliendo de la crisis", colocamos un anuncio de la nueva temporada de comedia del Nacional. Si decimos "Encerrados en el hotel por la amenaza del Sandy", metemos un ad de NH Hoteles. Y si reproducimos las declaraciones de Mas "Las fronteras son una pieza de museo", pues colocamos un banner del Reina Sofía. Que la realidad no te estropee un buen anuncio.