17 de gener 2006

CASTELLANO EN LA INTIMIDAD (I)

Ahora ya está claro. La gran ofensiva del PP contra el Estatut no se librará en el campo de los conceptos, ni las competencias ni en la economía: la nueva batalla es la vieja guerra del idioma. El debate sobre el concepto de nación tiende a languidecer. Quizás porque es posible encontrar un punto medio que no guste a nadie, pero que tampoco escandalice; también porque en el fondo la repercusión efectiva del título primero es nula. El PP también sabe que una oposición férrea a un marco de competencias más definido o a un modelo de financiación más equilibrado descolocaría a los pocos presidentes autonómicos que les quedan.
Por eso, la nueva vía de agua del Estatut según los populares es el idioma. Ésta es la tesis que defiende Daniel Sirera, parlamentario catalán eficaz y centrado. Confieso que me duele que un político como Sirera se vea obligado a escribir tales panfletos. Supongo que el PPC tiene que demostrar a la COPE que no se ha vendido a los excesos catalanistas, con frases como "En los dos últimos años, el Gobierno de Cataluña ha intensificado su labor de persecución de quienes utilizan la lengua castellana" o "con el nuevo Estatuto, el castellano va a convertirse en una lengua que únicamente podrá ser utilizada en la intimidad".
Y si esto lo defiende Sirera, no les cuento lo que se puede leer por Internet. El catalanófobo Antonio Jiménez se despacha a gusto con un artículo que habría firmado el mismísimo General. Los amigos de Convivencia Cívica consideran que el fracaso escolar se debe al catalán. El correveydile de Vidal-Quadras martillea con su visión apocalíptica, a medio camino entre el descenso al infierno de Dante y Apocalypse Now. Y en el blog Bye Bye Spain se muestra un día sí y otro también el trato vejatorio que sufren los castellanohablantes en Cataluña.

¿Persecución del castellano?. Veamos:
  1. De los 213.000 libros que se editaron en Cataluña, 174.000 estaban escritos en español, 24.000 en otros idiomas y 15.000 en catalán. En otras palabras, el 7% de la producción editorial de Cataluña está en catalán.
  2. En Cataluña se editan unos 735.000 ejemplares de publicaciones periódicas. Unas 530.000 están editadas en español, de manera que las publicaciones catalanas suponen un 25% del total. Tres de cada cuatro periódicos están redactados en la lengua de Cervantes.
  3. Si entramos en un cine catalán, la probabilidad de que la película está en la lengua de Pla es ínfima. De las 1.000 películas largas que se estrenaron en Cataluña sólo 104 se podían seguir en catalán (original o subtitulado). Si tenemos en cuenta las sesiones efectivas, la proporción es de 1/29.
  4. En Cataluña, un 95% de la población entiende el catalán, pero está en condiciones de hablarlo un 76% y de escribir en catalán un 51%. La proporción del español es 99%, 99% y 99% respectivamente.
  5. Un 50% de las personas que viven en Cataluña se expresan en catalán normalmente (y en español, cuando el interlocutor se expresa en esta lengua). Un 41% de las personas que viven en Cataluña se expresan en español normalmente (y no cambian al catalán si el interlocutor se expresa en esta lengua).

13 comentaris:

Anònim ha dit...

Yo no tengo nada contra el catalán, al contrario, pero hay cosas que no me caben en la cabeza:
1. Que un idioma se tenga que proteger como si fuera el oso panda. si un idioma no sobrevive a su circunstancia, debe desaparecer como el latín. Todo lo demás va en contra de la propia naturaleza social.
2. Que el apoyo a una lengua se haga en detrimento del desarrollo económico. Publicar un folleto en catalán es un desperdicio, porque si lo hace en español puede optar a un mercado de centenares de millones. Es como su web. Si sólo escribe en catalán, yo no le entenderé y no entraré más.
3. El español es una lengua universal y el catalán un idioma periférico. ¿Por qué tanto empeño en que los niños de Cataluña no tengan acceso a una lengua universal?

ignasi ha dit...

I per què no utilitzem l'anglès?

Encara seria més global.

Quin poc respecte a la cultura catalana. Déu n'hi do. Així anem, així ens va ...

idioma perifèric respecte a què? Des d'on visc, l'idioma perifèric és l'espanyol.

Larha ha dit...

Me ha gustado ese "sueña", me ha dejado una sonrisa.

Respecto al catalán.. hay sitio para todos, incluso para las lenguas :-). El conocer más de una lengua enriquece, no es, por lo tanto un obstáculo. Si estoy entre gente que habla catalán y no cambian al castellano cuando me uno a ellos, sólo me parecería una falta de respeto, es algo que va más allá del idioma (en catalán sólo sé cantar una canción pero es un poco escatológica y no es lugar este, ni momento.. hala lo dije)



Un beso.

pululante ha dit...

Coincido bastante con el primer comentario. Yendo a los puntos:

1, 2 y 3 se explican por la mecánica del mercado. Probablemente los editores de libros prefieran vender en un mercado de 500 millones de personas que no en uno de 7 (a parte del cual pueden acceder también en español).

Sobre el 4, nada que decir, supongo que las cifras serán correctas.

Y 5. El 100% de las personas que viven en Cataluña hablan lo que les da la gana (espero que realmente sea así). Has sido un tanto torticero al afirmar que todos los catalanoparlantes cambian a español cuando un interlocutor habla español, mientras que un castellanoparlante no cambia al catalán cuando (se sobreentiende) lo sabe hablar. Conozco casos contrarios (y seguro que tú también). ¿Te traiciona el subconsciente al hacer esta afirmación?

¿Por qué ese empeño del poder político de dictar lo que cada uno debe hablar? Pónganse los medios para que el que quiera español hable español y el que quiera catalán hable catalán. Y enséñese catalán y español, porque será bueno para la formación de la persona. Y luego que cada cual haga lo que quiera.

Findalf ha dit...

Muchas veces se pueden oir verdaderas pamplinas trufadas de un infantilismo liberal que da miedo. Da miedo que algún día tengamos que poner nuestros intereses en manos de gente con tan poca rigurosidad en su expresión que supondremos que se extenderá también a su proceder. Sobre este tema sería interesante llegar a acuerdos previos sobre dos bases necesarias:

1- Es necesario mantener de manera irrebatible que el ORDEN TEMPORAL es importante en el desarrollo de los sucesos, tanto en los económicos como en los lingüísticos. En román paladino va un ejemplo: El Mercado no existe (como si fuera un Dios), sino que se construye(como si fuera una entidad Real).

2- El Estado (o la Administración del mismo) no es una entidad angélica y sutil, sino que tiene un peso material y un impacto logístico mas notable cuanto mayor sea dicho Estado. Por eso invariablemente la presencia del Estado deforma (o conforma, para no anticipar una cualificación moral del Estado cuando no venga a cuento) la realidad, con lo cual todas las simulaciones teóricas y las teorías sociales que las sustentan pueden y deben tener en cuenta este efecto y notificarlo de manera separada y explícita.

La aplicación concreta de estos principios al problema de la lengua lleva a dos conclusiones:
- Todas las lenguas se han desarrollado en procesos históricos y su estado actual es el resultado de esa historia.
- El Estado refuerza o perjudica a las lenguas desde el momento en el que se declara a favor de una para sus comunicaciones, no es, por ello, un mecanismo social sino Estatal/administrativo. Les da o les quita valor de uso, es decir, prestigio o "universalidad".

Estas conclusiones permiten pensar en escenarios de interacción del Estado con las lenguas que lleven a la situación actual, como en el caso de la historia de España, para desdeñar todo tipo de afirmaciones sobre la "naturalidad" de la situación lingüistica presente. Se puede pensar que el Estado no dedicó suficientes recursos a la exterminación de las lenguas no preferidas mientras sus dirigentes siguieron la teoria uniformista y también que no dedica suficientes recursos para su mantenimiento ahora que se sigue una teoría mas pluralista, pero nunca que la "sociedad" ha determinado nada, ya que hasta ahora y a falta de mas pruebas no parece existir ningún "cerebro nacional" capaz de tomar esas decisiones.

Y finalmente, saliéndome un poco de la estructura del comentario, pienso que para decir que me pica la barriga no necesito ninguna lengua que pueda entenderse "worldwide" (en to'l mundo) sino que me entienda quien yo QUIERO.

Citoyen ha dit...

Don aire, de los que nos quejamos los jacobinos es de que se priorice desde el gobierno una u otra lengua y que existan políticas de discriminación en razón de la lengua. Por ejemplo, para el acceso a cargos públicos, para cuestiones de etiquetado o de rotulación, para toda una serie de cosas donde los que no hablan catalán se ven obligados a aprenderlo y hablarlo.

Yo pienso que las lenguas sirven para comunicarse y por ello la mejor lengua es la que entiende mas gente. El castellano lo entiende todo el mundo, el catalán no, ni siquiera en cataluña, por eso, se debe utilizar el castellano y no el catalán, porque hay mas gente qeu tiene la posibilidad de entenderlo. Si todos fueramos bilingües en inglés, deberíamos hablar en inglés. Así lo veo yo y lo que critico: se hacen políticas ultracostosas de promoción de la nacionalidad, la identidad cultural etc mientras que hay grandes problemas como la vivienda o la sanidad que están sin resolver.

pululante ha dit...

Antes se me quedó en el tintero la pregunta sobre el fondo de la cuestión. ¿Es malo que la situación sea la que pinta el señor Donaire? ¿Por qué es malo que la situación sea así para tener tanto empeño en cambiarla? Repito lo de antes, pónganse medios para aprender y usar español y catalán sin menosprecio de ninguna de las dos lenguas.

Y un par de apuntes rápidos a Findalf.

- El mercado (o sea el comercio) existe desde que existe el trueque, probablemente anterior a cualquier Estado. Por lo tanto podemos decir que es una actividad propia de cualquier persona mínimamente civilizada.

- "El Estado refuerza o perjudica a las lenguas desde el momento en el que se declara a favor de una para sus comunicaciones". Entiendo que ahora el Gobierno catalán se declara a favor del uso exclusivo del catalán. Pero el estado actual, a diferencia de los anteriores de la historia, es democrático. Y uno de los valores de la democracia y el estado de derecho es preservar los derechos de la minoría. Por poner un ejemplo, que el que quiera educación para sus hijos en español, la pueda tener porque está en su derecho. ¿O vamos a poner los suficientes recursos para exterminar el español?

El Perdiu ha dit...

Algunos comentarios.
Los idiomas no son seres a los que se les deba ningún respeto. Nadie tiene obligaciones respecto del catalán o del castellano. Los idiomas no tienen derechos, los derechos los tenemos las personas. Los catalanes tenían todo el derecho a expresarse en catalán durante la dictadura igual que tienen derecho a expresarse libremente en castellano durante la democracia. ¿Tan complicado es de entender?
La UNESCO dice que el niño debe ser educado en su lengua materna, y lo que valía para el franquismo, cuando los nazionalistas lo reivindicaban, vale ahora para la democracia. El problema, creo, es que los de esquerra son muy parecidos a la dictadura. ¿En qué baso mi analogía? En que para ambos el bilingüismo es una situación transitoria y a erradicar...
En cualquier caso, donaire, como me pareces un tipo lúcido, tenía ganas de hacerte una pregunta. ¿Como te sientes siendo diputado del único parlamento del mundo en el que, de facto, está prohibido hablar en una de las dos lenguas oficiales del país y que entienden todos los parlamentarios? Vaya papelón...

PD: Un comentario cariñoso; a los que no somos de izquierdas nos molesta un poco ese tono tan condescendiente de consideranos "centrados" (como haces con Sirera). Es como si al hablar de ti dijéramos "es majo, es poco socialista aunque no se dé cuenta).
;-)

Anònim ha dit...

L'Ajuntament de Barcelona asfixia els Tres Tombs mentre unta amb milions les entitats culturals espanyoles

Barcelona · 17/01/2006
La celebració dels Tres Tombs del barri de Sant Antoni, la més antiga de Barcelona, finalment s’ha pogut dur a terme. Amb només un tomb, sí, però ha pogut mantenir una tradició que ja arrenca l'any 1825. La setmana passada, la Germandat de Sant Antoni va declinar organitzar-la per manca de diners. Tal com El Punt ja va avançar fa uns mesos, la regidoria de Relacions Ciutadanes, que presideix la socialista Katy Carreras-Moisy, té una especial predilecció per subvencionar entitats culturals andaluses i gallegues, mentre que les de cultura tradicional catalana moren d’inanició. L’espectacle d’enguany dels Tres Tombs n’ha sigut un bon exemple. La Feria de Abril no tindrà mai problemes de finançament: l’ajuntament unta la Fecac amb 25.543 euros anuals. Per contra, la 181a. edició dels Tres Tombs s'ha celebrat amb penes i treballs perquè suposava una despesa d’uns 12.000 euros. L'ajuntament hi contribuïa amb una magnànima aportació de 2.500 euros.
El regidor de l’oposició Jaume Ciurana (CiU), membre de la Comissió de Cultura, Educació i Benestar Social, recorda que l'anterior Generalitat va recolzar sempre la festa en honor a Sant Antoni Abat, mentre que els tripartits que governen actualment l’Ajuntament i la Generalitat no tenen cap mena de sensibilitat per aquestes històriques i nostrades celebracio
www.tribunacatalana.org

don-aire ha dit...

ANÓNIMO (1)

1. Pues mira. Yo estoy de acuerdo con tu metáfora. Un idioma sí puede protegerse como un oso panda, como un bosque de laurisilva o como un monasterio cistercense. Yo estoy a favor de preservar determinados elementos del patrimonio.
2. Es posible que algunas medidas no sean muy rentables económicamente. Pero como argumento en mi segundo post, no sé si el criterio económico debe ser el único que debamos tener presente. Si es así, propongo hacer pasar la M30 por el medio de la Plaza Mayor, para ahorrar tiempo y dinero.
3. De todas formas, en un mercado que tiende a buscar segmentos, el idioma ya no es un problema.
4. En todo caso, yo no estoy denunciando nada. Me limito a defender la siguiente hipótesis: Todos aquellos que dicen que el español es perseguido en Cataluña y que está amenazado están mintiendo.

SINMÁS

1. Sigue soñando despierta. Tu blog nos ayuda a buscar un poco de sentido.
2. Está claro que no hablar a alguien en su lengua si se conoce es una falta de respeto. Y creo que el 95% de los catalanes también están de acuerdo.

PULULANTE

Insisto. Yo no he juzgado el predominio del español sobre el catalán. Me limito a decir que no es cierto que el español esté en peligro. Simplemente, me parece surrealista defender esta idea. ¿Dónde viven estos individuos?
Yo también estoy de acuerdo en que la gente hable lo que le dé la gana. Por supuesto. Por ejemplo, una persona tendría que poder hablar en catalán en un juzgado, en la policía, en el médico... Pero no puede. Como argumentaré en el tercer post de la serie, en la intimidad las personas pueden hablar en arameo si quieren. Pero en los servicios públicos, me gustaría preguntarme lo mismo. Hablaremos

FINDALF

Casi de acuerdo contigo. Los estados condicionan (y mucho) los idiomas. Pero hasta cierto punto. Fíjate que a pesar de todo en Cataluña aún se habla catalán.

don-aire ha dit...

CITOYEN

En primer lugar, me remito a mi segundo post. Nos separa un principio casi ontológico. No lo puedo razonar, porque es un principio ético. Y para mi también, estético (las lenguas me gustan como formas culturales perfectas).
Me ocurre lo mismo con el patrimonio cultural material. No te puedo convencer del valor de la Plaza Mayor de Salamanca o de las Hurdes (o, para ponértelo más fácil, las Tablas de Daimiel). Si no conectas con este espacio de alguna forma, entonces nos costará mucho seguir el debate porque nos movemos en dos planos ideológicos y sentimentales diferentes.
Si tú crees que una lengua sólo es un instrumento de comunicación, entonces, de acuerdo: español y punto. Pero yo no lo creo.

A mi no me duele que se inviertan recursos públicos en el catalán; como tampoco en la protección de los humedales del Empordà o la ampliación de la Sagrada Familia.

EL PERDIU

Perdona, pero algunas respuestas a lo que planteas formarán parte de mi tercer post, el más "legalista". Y lo estoy acabando de perfilar.
Yo no estoy de acuerdo con erradicar el bilingüismo, aunque reconozco que hay quien sí quiere hacerlo. Es más. Defienden que el bilingüismo no es posible, sino la disglosia, es decir, el predominio de una lengua sobre otra.
En el Parlamento catalán de iure se puede hablar en español. De facto no se hace porque la inmensa mayoría de los parlamentarios usamos el catalán habitualmente y sería un poco forzado. De todas formas, quizás sí tendría que haber una mayor presencia del español en el Parlament.
De todas formas, es más extraño que de iure (y también de facto) no se pueda usar el catalán, el vasco o el gallego en el Congreso. Eso nos diferencia de muchos otros estados (como te demostraré). Y es una pena. Para que veas el respeto que se tiene a los diversos idiomas de España, si entras en la página web del Parlamento de Cataluña, podrás usar el catalán, el español, el vasco, el gallego, el aranés y el inglés. Si entras en la página web del Congreso (de toda España), sólo podrás usar el español y el inglés.
Finalmente. Sobre Sirera. Creo sinceramente que no defiende lo que ha escrito. Por supuesto él lo negará y si llega a leer esto, se enfadará conmigo. Pero como le sigo desde hace tiempo, no puedo creer que haya escrito lo que ha escrito. Estoy seguro que es un encargo. Y por eso lo dije. No hablo de si es majete o un buen chico. Digo que no tiene el perfil de su escrito.

ANÓNIMO (2)

Tinc un principi que respectaré excepte en casos límits: no esborrar cap comentari. Però començo a estar cansat de la teva publicitat gratuïta. T'ho he dit mil vegades: ja llegim els diaris digitals de totes les tendències. Per favor. No facis aquests "retalla i enganxa" de fragments de diaris, amb temes que no estan vinculats amb la discussió. Gràcies

El Perdiu ha dit...

Don aire, en el parlamento catalán de facto no se puede hablar una de las dos lenguas oficiales. No se habla no "porque la inmensa mayoría de los parlamentarios usamos el catalán habitualmente", sino porque cuando ha ocurrido, an abucheado al que lo hace.
El ejemplo que me pones del congreso es ingenioso pero no es útil. La lengua común en el congreso es el español. todos los diputados lo conocen, es la lengua franca. Pretender ir con traducción simultánea al congreso es una táctica nacionalista para alejar simbólicamente el congreso de sus zonas. Un sitio en el que estás con extraños con los que no te entiendes. Eso es madrid para la esquerra y eso quieren visualizar con el uso del catalán. Como si estuvieras en el parlamento europeo o en la ONU.

findalf ha dit...

El mercado tal y como se lo entiende hoy por hoy no tiene nada que ver con el trueque. El trueque es un aspecto concreto de la Comunicación, que si viene dada con el hombre y sus reglas son locales a los dos contendientes. Empieza a ser mercado cuando existe un ámbito de comunicación mas generalizado,cuando logra un tamaño suficiente para que sus reglas no se modifiquen según la persona y adquiere entonces una cierta inercia, es decir, se autodetermina (!). A lo sumo se podría admitir que el trueque fuera un precursor del mercado pero al no conformar todas las características ordinarias del mismo no se identifica absolutamente y no agota el concepto de mercado, luego no "es".

En cuanto al hecho de que se habla catalán en Cataluña, es evidente, por eso digo que los intentos pasados de unificación cultural se realizaron cicateramente, no se dedicaron recursos a ello como en Francia, se quiso estar en misa y repicando o había cosas "mejores" en las que gastarlo para los que tenían el poder. Me alegro de ello, de lo contrarío sería como los miles de escritos desaparecidos en el fuego de la ilustración racionalista (o del oscurantismo esencialista), que, quien sabe, quizás ahora pudieran ser de alguna utilidad. De cualquier manera en España hay otras lenguas que no corrieron la misma suerte y si se logró reducirlas eficazmente y sirva esto de muestra del proceso citado.

En realidad mi intención era indicar que todas esas "persecuciones" de las que se habla hoy en día necesitan de un gran movimiento de recursos que dejaría una profunda huella (como la dejó en el pasado) y creo que esa y no los tópicos debería ser la prueba si se quiere argumentar algo contra el sistema actual en Cataluña. El resto es oscurantismo esencialista por no decir "autocomplacencia teológica". Y finalmente encontrar un grado adecuado de responsibilidad de los hechos en el Estado pasado, el Franquísta, y ver en que medida compensarían u obligarían a los sacrificios del Estado actual por restaurar el patrimonio destruido o regalado.