07 de juliol 2006

Síntomas

Todo el mundo sabe cuándo es verano. Aunque no miremos el calendario, los indicios se van acumulando como en una lasaña. Es verano porque de día huele a after sun y de noche a Aután (oigan, y a mi que me gusta cómo huele el Aután). Es verano porque nos despertamos con los sanfermines y dormimos la siesta con el Tour de fondo. Es verano porque todo el mundo te dice que estás gordo. En realidad no has engordado: el problema es que ahora no te puedes poner el jersey holgadito y el abrigo siberiano para disimular los michelines. Y sobre todo es verano porque apenas hay noticias y en el telediario nos hablan de concursos de lanzamiento de calabazas, de pasos de cebra para mofetas o de la construcción de una réplica de la Acrópolis con bastoncillos para los orejas. Bien. También es verano porque cumplo años: Mañana, 38. Suma y sigue.

También huele a elecciones. Es como el verano. Aunque no te hayas dado cuenta, empiezas a percibir síntomas de que pronto hay que pasar por las urnas. Éste es un pequeño catálogo para votantes incautos. Si empiezan a percibir cosas como éstas, no hay duda. Pronto votamos:
  1. Hagan lo que hagan en la tele siempre hay un político cerca: un partido de fútbol, un incendio, un festival de la canción ligera o un episodio de los Teletubbies. Llámenme enfermo pero el otro día a la Lala le pusieron la voz del Piqué.
  2. Empiezan a editarse libros de políticos, que curiosamente no estarán entre los diez títulos más solicitados en el próximo Sant Jordi.
  3. Los políticos rajan de los políticos. Sin excepción. No hay aliados, ni amigos, ni compañeros de cama. Equidistancia global. Todos contra todos. Como una versión salvaje de "Sis a traïció".
  4. Los mensajes políticos empiezan a menguar y quedan reducidos a dos o tres palabras. Pronto llegará la versión sms (votm xq s l mejr). Tiempo al tiempo.
  5. Empiezan a circular promesas propias de una sesión de cata de costo afgano: Pisos a 300 euros, 1.000.000 de puestos de trabajo, depilación láser gratuita, degustación de centollos cada primer martes de mes o gulag incondicional para los actores (y sobre todo, para los guionistas) de Ventdelplà.
  6. Las páginas web y los blogs olvidados desde hace casi cuatro años se reactivan durante dos meses. Aparecen dominios como ricardopérezeselpresidentequerequiereelpaís.net. Buscas en el google "zapatos rosas" y te sale el Herrera.
  7. Se colapsan todos los buzones: el buzón de tu casa se llena de folletos en cuatricomía mientras que el buzón del correo electrónico se carga de pedeefes de 2 megas.

Si empieza a percibir varios de estos síntomas, efectivamente, huele a elecciones. Esto es. Debates, editoriales, mítines y promesas. Pero no se preocupe. Como el verano, al final siempre llega el invierno.

16 comentaris:

Larha ha dit...

No, no puede ser, "siempre llega el invierno". Ya, ya sé que es una afirmación totalmente cierta, indiscutible, pero ¿es imprescindible hacerla ahora en verano?, a mí, particularmente, me ha acojonado. El invierno, en particular el frío, me da grima y un recelo muy profundo.

Negación absoluta de su última frase.

Pero muchísimas felicidades, muchas, todas las del mundo. Un beso enorme, y a ver si se invita a algo, lo que sea.

Gemma Ferré ha dit...

Moltes felicitats!
Veig que sóm del mateix any, de fet ens portem ben poquet, a mi els 38 em cauran el 15 d'agost.

En el tema polític, crec que tots necessitem que us en aneu de vacances i ens deixeu tranquilets com a mínim un mes.

Especialment tinc ganes que marxin de vacances lluny i bastant de temps el Sr. Rajoy i companyia, que lloguin un paradís fiscal amb cocoters i si quedin, si us plau!!!

Petons i que tinguis un bon dia!

Cesar C ha dit...

Zorionak Jose Antonio!!!!

Lucien de Peiro ha dit...

Vaya, ahora veo que anteayer fue su aniversario. Felicidades señor Donaire. Espero que cumpla muchísimos más. Debo confesarle que hoy me toca a mí. Nos tocó ser cáncer, que le vamos a hacer.

---

Me han hecho gracia algunos de los síntomas que ha expuesto, por divertidos y acertados. Lamento la situación a la que se ha llegado. Cuando surgió el Tripartit me alegré. Parecía difícil el entendimiento en el seno del mismo pero el soplo de aire fresco que representó era absolutamente necesario y forjó legítimas esperanzas que, en parte, se han visto truncadas.

Para un servidor era un alivio el fin de las contiendas electorales, tras un año muy intenso y pensaba que estaríamos al menos un par de años tranquilos en ese sentido, pero más por el tono habitual del debate que por el debate en sí mismo.

Ahora toca volver a debatir y vender (más de esto último) y da pereza pensarlo, pero és necesario y aguantaremos el tirón. Los que hemos de buscar un nuevo partido político que sustituya al presente voto en blanco (hablo de intención) lo tenemos difícil, pero mejor votar a un partido que probablemente no termine por conseguir representación parlamentaria que acudir a uno de los cinco habituales y traicionarse a uno mismo.

Bona sort per a tothom!

Alberto Gállego Vidal ha dit...

Felicidades José Antonio,
Quiero aprovechar para agradecer el comentario que dejaste en mi blog. Espero poder cambiar opiniones con frecuencia, de momento he puesto un link a tu blog para todo el que venga a visitarme. Un saludo, Alberto Gállego

don-aire ha dit...

sinmás
Gracias mil. Para el invierno, no es sinónimo de tristeza. Un beso.

Gemma
Així que soc més gran que tu. Gràcies per les felicitacions. M'anoto el 15 d'agost.

César
Gracias mil

Lucien
Espero que encuentres el partido que se adapte a tus ideas. Felix verano. Sigo tu fotolog con mirada voyeur.

Alberto
ESto es el principio de una gran amistad. Eso espero.

Anònim ha dit...

Va por todos aquellos que quisimos organizarTE una cena de cumpleaños con café y paliqueo ... y nos quedamos sin tu compañía. FELICIDADES

ignasi ha dit...

M'afegeixo amb retard, com sempe. Per molts anys.
Encara estic amb la ment a París i recuperant-me de l'estreésssss.

Divertit post. Ja tens raó, ja...

Anònim ha dit...

Me ha encantado tu escrito por original y acertado. Nunca me había planteado que hay síntomas evidentes de que ya es verano aunque estemos en el mes de enero. En cambio, tengo la extraña sensación que los síntomas de que llegan elecciones no son temporales. No sé, mi opinión es que este año hemos estado permanentemente viendo políticos en la tele, encontrando en las librerías nuevas publicaciones de aburridas biografías de políticos, hemos escuchado políticos rajando a otros políticos, y mil promesas que nunca llegan. En fin, creo que los síntomas de que hay elecciones han estado presentes durante todo el año.

El Perdiu ha dit...

Felicidades también. No me parece mal. en las sociedades avanzadas, los políticos nos dejan tranquilos casi todo el año. Tener que aguantarlos cuando se acercan las elecciones es un mal menor que hay que sufrir a cambio de que el resto de la legislatura nos dejen tranquilos...

RicardoRVM ha dit...

Oye, te ha quedao cojonudo.

Carlos Guadián ha dit...

Donaire, qué te c.....!!! Molt bé. Com els altres i amb retard felicitats, et desitjo que siguin molts més.

Ep! i quan vulguis fem un sopar amb l'Alberto. Veig que heu començat a creuar comentaris... És un tio genial!!!

Ens veiem,

Daniel Vásquez ha dit...

José, si cumples lo de los centollos me nacionalizo español y voto por ti.

Alberto Gállego Vidal ha dit...

Eso espero yo también, compañero!!

don-aire ha dit...

Don Ricardo

Pues muchas gracias don ricardo. Es todo un honor. Con lo de los permalinks estoy batallando, pero debo confesar que cada vez que toco la plantilla me cargo algo, de manera que siempre vuelvo a la plantilla original. Se admiten sugerencias

don-aire ha dit...

Carlos

Queda pendent un sopar/dinar/lunch a tres. Alberto - Don - Carlos. Només una condició: Anem a una zona sense wifi (per evitar temptacions). ;-)