10 de març 2007

Ciudad Digital (III)

Primera sesión. El acento recae sobre la mirada local. Interviene la alcaldesa de Teruel (Teruel cíberexiste) o el alcalde de Sevilla, dos nodos que han apostado por las TIC como una forma de abrirse al mundo, pero también como un medio para mejorar la relación entre la administración y el administrado. Teruel ha recibido el premio a la Mejor Ciudad Digital de España. Por su parte, el portal de Sevilla es una apuesta arriesgada por el e-gobierno, que parece diseñada por el mismísmo Guadián. La web de la Consejería de Educación de Aragón es interesante, pero anoto en el cuaderno de las notas disonantes la reticencia del gobierno autonómico ante el programario libre. "Microsoft es el que da más garantías" afirma la Consejera.

El alcalde de Sevilla aporta la lectura ideológica al debate tecnológico. El principal objetivo de un municipio no puede ser la vanguardia extrema, sino sobre todo "la capacidad de vencer las distancias entre los cíber-ricos y los cíber-pobres". La brecha tecnológica es (y será) una nueva forma de desigualdad. Y acierta también en el diagnóstico: "Las viejas medidas no serán válidas para los nuevos problemas". El gran Manuel Marchena, el Hausmann de la ciudad hispaliense, asiente desde la grada.

En el turno abierto de palabras, me sorprende el predominio de las voces críticas y antisistema. Las TIC no son ni buenas ni malas en sí: depende de su uso. Por eso, me da la impresión que en algún momento, estamos matando al mensajero. La agenda de las cosas pendientes se amplía: los móviles, la gente mayor, la alfabetización, los funcionarios... Me quedo con el diagnóstico de JAMS: No aprovechamos todas las oportunidades de las TIC. Queda mucho por hacer. Quizás por eso estamos aquí.

3 comentaris:

Carlos ha dit...

Y el consejo de JAMS: Hay que provocar, hay que dar un revulsivo para que la gente participe y tome las riendas de esto.

ignasi ha dit...

Faràs algun post sobre la mitja españa que avui sortirà al carres?
Ostres, noi.
Tot plegat em provoca ràbia, tristor i por.

Collons de país. On anem?

Perdó per pixar fora de test.

Una abraçada

don-aire ha dit...

JAMS tiene razón. Hay mucho por hacer. A ver si despertamos.

Ignasi. A l'Estat espanyol hi ha més de 40 milions de persones i a la manifestació no arribaran als 300.000. No són ni l'1%. L'antídot davant aquest acte vergonyós i lamentable és la indiferència.