10 de març 2007

Ciudad Digital (IV)

La política ha cambiado. César se dejó hoy su disfraz de Netoratón para plantear las posibilidades del cíberactivismo. Me ha convencido. Dirán ustedes que no tiene mérito, pero lo cierto es que Calderón ha creado un cuerpo teórico convincente. Se lo resumo: la emergencia de las TIC supone no sólo un cambio de medios, sino también un nuevo modelo de relaciones sociales. Todos somos el medio. Ya no hay excusas.

Los antecedentes nos llevan desde el OTPOR serbio al Pásalo del 13-M. Estamos en la antesala de la política 2.0. La política tradicional utiliza Internet como un medio para extender su ideas. La nueva política utiliza Internet para conocer las ideas de los otros. El matiz es capital. Escuchar antes que hablar. Éste es el modelo que une webs brillantes como la iniciativa de Ségolène Royal o el excepcional espacio de Obama.

Innovar. Éste es el segundo reto. El cambio de la mentalidad debe ir acompañado de un cambio en el estilo, en las formas, en el lenguaje. Miren ustedes la forma que tiene el Partido Laborista de denunciar el travestismo ideológico de David Cameron en el vídeo adjunto. El candidato demócrata Obama ha creado un entorno que rompe la idea tradicional de “Voy a entrar en la web de Obama” por “Voy a entrar en mi espacio personal de Obama”. La información se adapta al usuario y no a la inversa. No se pierdan tampoco el modelo de participación activa de temas del Partido Laborista inglés; los grupos están georeferenciados con el Google Maps. Más cerca, César ensalza el espacio de Vara, candidato a la presidencia de Extremadura, que ha entendido el poder del youtube.

Nuevos medios, nuevos canales, nuevos lenguajes, pero sobre todo, una nueva idea: el sistema red transforma la manera de las relaciones sociales. De la jerarquía a la comunicación. Suena bonito.

3 comentaris:

Narcís Sastre i Fulcarà ha dit...

Molt bo el video dels laboristes. Tot sovint han acusat a Cameron de no tenir un discurs coherent i d'agafar d'aquí i d'allà. El que no deixa de ser curiós, és que resulta ser exactament el mateix que feu Blair en el seu moment: una mica de socialdemocràcia, un xic de liberalisme i una certa dosi de conservadorisme, tot amanit amb gotes d'ecologisme. Resultat? la "Tercera Via". A casa meva, d'això en diuen pragmatisme. Ep! i no és necessariament una crítica!

don-aire ha dit...

Yo crec que el que va fer en Blair és perfectament censurable

César Calderón ha dit...

Gracias por las flores Don-Aire, me deja usted ruborizado.