27 d’abril 2007

Las barbas de tu vecina

No hubo sorpresas. El pulso será Sego vs Sarko, un mano a mano con nombre de videojuego de los 90. He tomado algunos apuntes en la libreta de las-barbas-de-tu-vecino, que comparto gustosamente con ustedes.
  1. La política importa. Votaron casi 9 de cada 10 franceses con derecho a voto. Los 25 puntos de participación que nos separan de Francia son la distancia entre una democracia y una demi-cracia. Tomemos nota.
  2. Una nueva generación. El gran derrotado de las elecciones es una pieza de museo política (Le Pen, 77 años). Desaparecidos de escena los héroes de la Resistencia, Francia asiste con naturalidad a un relevo generacional sin precedentes: Ségolène (53) y Sarkozy (51) acaban de entrar en los 50 y comparten generación con Bayrou (55), Astérix Bové (53), Buffet (57) o de Villiers (57). El cuarto hombre, Besancenot, sólo tiene 32 años.
  3. La maquinaria se resiente. A todas luces, Sarko y Sego han ido mucho más allá de lo que la maquinaria de sus partidos parecía dar de sí. Digamos que hemos asistido a dos pulsos simultáneos. Por un lado, el pulso clásico y visible entre derecha e izquierda, entre Royal y Nicolas; por otro, el pulso nuevo e invisible entre los nuevos candidatos y sus respectivas máquinas políticas.
  4. Política 2.0. La vieja política se hunde como un Titanic en horas bajas. Ségolène se mueve en las aguas 2.0 como la Mengual y salta con red a la blogosfera, en la mayor iniciativa popular de las últimas décadas. Sarkozy se ha acercado más tímidamente al abismo 2.0, pero saca pecho en algunos experimentos como el canal internacional. Ya nada será igual.
  5. Política fuera de la política. De todas formas, la principal novedad es que una parte significativa del debate político se ha librado fuera del espacio político. Las máquinas de los partidos se han visto desbordadas por la eclosión de espacios de discusión, que han discurrido paralelos a los entornos creados desde los partidos clásicos. Por eso, la opinión de los grandes bloggers es una opinión de peso y los fórums continúan echando humo.
  6. Con todo detalle. Con estos mimbres, los discursos enlatados, las sonrisas fluoradas y los eslóganes minimalistas han entrado en crisis. La intensidad del interés político es proporcional al volumen de la información política. Hemos asistido al paso del SMS al pdf. Del "pásalo" al "subételo".
  7. Micro-política. Una de las cuestiones que más me ha sorprendido del debate político ha sido la irrupción natural de la micro-política: la capacidad de articular diversos discursos simultáneos para públicos también diversos. No hablo de políticos demoscópicos, que dicen lo que se quiere oir. Estamos ante una nueva forma de hacer política, que desintegra las recetas universales y opta por la gastronomía local.
  8. El eje del mal. Cayó La Bestia y eso es una buena noticia. Pero en cierta manera, su crisis se explica por la inoculación del virus populista en los otros partidos. No hablo sólo de Villiers, sino también de Sarkozy, que no ha escondido su mano dura y su racismo en voz baja. Poco a poco, los discursos de la extrema derecha ("primero lo francés", "inmigrantes sin turbantes", "ojo por ojo" o "ante la duda, la más dura") se filtran entre los discursos políticos, como las goteras del ático de la Rue 13 del Percebe.
  9. En la línea del medio. El pulso derecha - izquierda se desgasta. Y ya no sólo por los extremos. La irrupción de Bayrou puede ser el síntoma de la apertura de un tercer vértice, que es la vía más fácil: el camino del medio. Ni chicha ni limoná. Ni agua ni vino. Ni Estado ni mercado. Ni nucleares ni parques eólicos. Ése es el riesgo del centro: si todo es posible, ¿para qué la política?.
  10. No hay temas tabúes. Si las anteriores campañas se habían basado en algunos silencios cómplices, la nueva política ha asumido el reto freudiano: no hay fronteras dialécticas.
    Hemos asistido a enconados debates sobre Córcega, el bretón, la religión y el laicismo, la bandera o los límites del proyecto europeo. En vez de esconder los debates debajo de la alfombra de lo políticamente correcto, los candidatos han hablado de lo que habla la gente. Quizás llegó el momento de los speak corners.

9 comentaris:

Don Güevos ha dit...

Comparto su análisis y le hago algún apunte:

1.- El voto masivo es propio de determinadas sociedades que, como la francesa, las nórdicas y alguna otra, están muy concienciadas en los aspectos políticos, lo que no significa que la democracia sea de inferior calidad en paises con alta abstención. Es más, se podría afirmar que el voto masivo es típico de sociedades poco pragmáticas donde la política, como una escolástica, sustituye existencias muy grises.

2.- Le Pen, al igual que los minoritarios de izquierda (troskistas, comunistas y demás fauna) no ha tenido ni tendrá posibilidades. Su voto en la 1ª vuelta lo es de protesta de quienes saben que no va a triunfar. Luego, en la 2ª, queda en nada (como ocurrió en la anterior). Cosa de las dos vueltas.

3.- El discurso de Bayrou tampoco tiene fuelle. No se moja y no es creible. En el fondo es el típico discurso conservador que se avergüenza de serlo.

4.- La "juventud" vende. Significa energía, alegría, vitalidad. Sego está retocada, y no solo en las fotos.

5.- No sé hasta que punto la irrupción de internet será positiva para la izquierda. Con internet el "asalto al poder" se visualiza on-line. Ya no es cosa de élites políticas. Todo o casi todo se sabe, se dice y se cuenta. La milonga se descubre y no cuela, aunque los prejuicios políticos existentes todavía asienten el voto. Si la red favoreciera a la izquierda, aquí en España, las energías irían por ese camino y no a controlar todas las TV.

6.- Le reitero mi augurio. ganará Sarko ya que los votos de Bayrou son conservadores, al igual que el de los minoriatrios Villiers y Le Pen. Además, Sego cometió dos errores. El primero cuando dijo que no se arrodillaría (que pena!) ante Bush y eso en Francia, en el fondo, no cuela pues es un discurso de país tercermundista que se supone inferior, sentimiento no muy francés, como sabe. Y el segundo...llamó al gafe.

Anònim ha dit...

Bla, bla, bla... L'esquerra ja només té el 34% dels electors francesos. L'esquerra s'enfosa a tot Europa.
Ja només quedeu vosaltres, l'esquerra més tronada d'Europa. Però tot arribarà tranquil, 2.0 o 3.0

don-aire ha dit...

Hola anònim

1. Gràcies per repetir els comentaris, però amb una vegada ja és suficient
2. La premsa francesa estima que amb el joc de vots de la primera volta estan si fa no fa. Jo soc prudent. I t'ho recomano: després t'has de menjar les paraules i les teves tenen un regust àcid de bilis
3. Has suspès en geopolítica. L'esquerra s'enfonsa a Europa?. Gran Bretanya, Portugal, Espanya, Catalunya, Itàlia, Bulgaria, Hungria, Alemanya (en coalició), Àustria...
4. Per cert... t'ha semblat que el meu post era pro-socialista?. Un consell: abans d'escriure, llegeix. Així evites fer el ridícul

Anònim ha dit...

Yo creo que lo mejor es no echar muchos pulsos a las máquinas de los partidos. O si no que se lo digan a Rato, a Maragall... o a Donaire.

ignasi ha dit...

Interessant post, però més interessant serà el que segur que escriuràs sobre les declaracions de Maragall...

(només és una proposta)

I em deus un cafè.... Salut i sort.

certificado ha dit...

Ségolène en rad-soc centriste (de gauche) et Sarko en libéral-social (de droite).
Avec des nuances dans les programmes qui ne se traduisent pas plus que par + ou - 0,05 % du PNB, des évolutions sociétales qualitativement identiques et des conceptions du pouvoir semblables : autoritarisme masqué derrière des sourires trompeurs. « Moi, je... », au nom du « peuple » !
L’Ordre avant la Justice.
La soif du pouvoir personnel les réunit plus qu’ils ne le pensent, et l’une et l’autre. Une soif « d’être » plus que de « faire ». Avec ce parfum de populisme, donc de démagogie, qui donne froid dans le dos des démocrates qui savent que la démocratie n’est pas un état, mais une dynamique chargée de perfectibilité...
Ségo-Sarko sont les deux faces d’une même médaille : celle d’une France qui mérite mieux que des nostalgies mal assumées et des utopies mal incarnées. Sarko-Sego : deux mamelles de la vache France à ne pas traire...

don-aire ha dit...

don güebos

Empiezo a preocuparme. Estoy de acuerdo con usted. Detecto los primeros síntomas del síndrome de Estocolmo. Haga el favro de radicalizarse o me buscaré un troll más follonero.
Por cierto, le recuerdo que Sarkozy también se arrimó a la sombra zapateril. Si viaja usted por estos mundos de Dios se llevará una sorpresa: la imagen exterior de ZP es magnífica (lo he constatado en Italia, Gran Bretaña, Francia y Polonia).

Ignasi

Prenc nota. De la proposta i del cafè. Tanmateix, no et refiïs de les propostes dels polítics (ni dels expolítics).

Certi

Je ne suis pas d'acord. Les differences entre Sarko et Sego sont tres importantes. Presque un abisme. Le % sur le PNB n'est pas un bon indicateur de la ligne politique. Le combat entre Sarko et Sego et una lutte entre la vieille et la nouvelle politique.

Pedro ha dit...

també has constatat aquesta bona imatge als Eua? Discrepo respecte això d'Anglaterra, els altres no ho sé.

Realment creus que en ple any 2007 és la primera vegada que irromp un partit de centre? Fins ara no se li havia acudit a ningú l'existència d'un tercer espai? D'altra banda si et llegeixes el programa de Bayrou veuràs que els prejudicis ni "chicha ni limoná" no en formen part, hi ha un programa propi.

Ah, i jo quan veig Solbes i Rato em costa separar dreta-esquerra i centre.

Robert ha dit...

Hola! un bloc realment interessant.Tornaré a visitar-te.
Ens veiem ;0)


Robert