10 de maig 2007

Generación 2.0

En las últimas semanas, he ido recogiendo síntomas del cambio cultural que representa la sociedad 2.0. No se trata sólo de un cambio en la organización de la web o una transformación del model político. Es, probablemente, un cambio cultural cuyas dimensiones aún no podemos calibrar. Éstas son algunas notas del cambio. Pasen y vean:
  1. Los espectadores italianos escogen las películas que desean ver. Frente a la tiranía de las distribuidoras de películas (1.0), esta aplicación apuesta por una programación que es decidida por sus usuarios quienes, literalmente, adoptan una película.
  2. Las visitas turísticas se están revolucionando con la aplicación de las TIC. Abrió el camino la iniciativa de patrimonio móvil, la apuesta fallida de Amena en Salamanca. Ahora, los PodGuides permiten una nueva forma de información turística: digital, flexible y personalizada. Turismo 2.0.
  3. Las calles continúan siendo el pulso de la sociedad (y también los locutorios). Desde Quieres Callarte (¿es lo contrario de Hazte Oir?) transmiten la voz de la calle, cámara en mano. Las imágenes sin censuras.
  4. Las redes sociales se están construyendo fuera del espacio laboral. El ocio es uno de los motores de la generación 2.0. Seguramente, uno de las aplicaciones que encarna mejor el ocio 2.0 es 43things. Un espacio donde proponer, compartir, enlazar y conseguir nuevos propósitos, desde tocar el violín a ver la aurora boreal.
  5. El cantante Miguel Bosé ha creado una web para promocionar su último disco. Es un entorno atractivo, pero claramente 1.0 (porque un encuentro de fans no es el mejor exponente de lo 2.0). Sin embargo, me llama la atención que la elección de los temas que interpretará en cada ciudad será realizada por los internautas. Así, cada ciudad adapta e repertorio de acuerdo a sus gustos musicales. Un concierto 2.0.
  6. La cartografia digital de libre acceso ha permitido georeferenciar casi todo. La creación de redes sociales basadas en la ubicación ha abierto las puertas a una nueva forma de relación que es a la vez vecinal y digital. Uno de los entornos que más me gusta es Bilbao.bi y sus míticas txapelas. Si quieren estirar el hilo de los mapas 2.0 sigan la pista del Where 2.0.
  7. Confieso que aborrezco la serie Ventdelplà. De hecho, lancé una campaña - parodia con algún resultado. Sin embargo, tengo que reconocer que la web del programa es una ejercicio muy interesante de interacción televisión - internet. Crea una realidad virtual en la que Ventdelpla se presenta con el formato de una ciudad y sus habitantes tienen sus propios blogs, como Mónica Monras. Me gusta ese juego 2.0 de realidad virtual de la ficción.
  8. Si quieren un viaje extraordinario por una biblioteca 2.0, entren en el espacio de la Hennepin County Library. Su punto fuerte no es la creación de espacios en español, en somalí en hmoob. El entorno cambia cuando se dirigen a los más pequeños, a los niños o a los séniors. Y sobre todo, porque crean un espacio personalizado: My Library.
  9. El periodismo convencional (el periodismo 1.0) tiene los días contados. Soy un fan incondicional de un periódico diferente: bottup. Su rasgo principal es que los redactores son los ciudadanos. 2.0 en estado puro.
  10. Si me disculpan, acabo con la política 2.0. Tengo que reconocer que IU le ha tomado el pulso a la política 2.0. El espacio de José Masa se ha erigido como una referencia necesaria, más allá de los míticos vídeos. Añadan el agregador ILoveIU o el espacio Con IU es posible y sigan la pista de la política 2.0. Va por ahí.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Blogs 2.0 = Donaire