07 de juny 2007

El porqué de la tregua

Una de las ventajas más evidentes de los blogs es que minimizan el trabajo intelectual. A lo mejor ustedes se estarán preguntando porqué ETA ha roto la tregua. No lo hagan. Inviertan su tiempo en otros menesteres como estudiar para Mosso d'Esquadra: si son elegidos , podrán manifestarse y vigilar la manifestación (o sea, a usted mismo) simultáneamente, que tiene su gracia. O pueden asistir borrachos -cual Arrabal milenarista- a su juicio por conducir borracho, que no me negarán que es un ejercicio de coherencia personal... Pero no nos vayamos por las ramas.

Les decía que no hace falta que dediquen su materia gris a decidir porqué ETA ha roto la tregua. Alguien lo ha hecho por usted. Y ha dado con la clave: ETA ha roto la tregua por indicaciones directas del Presidente. Lean, lean.

Actualización. Si por un momento imaginaron que estas declaraciones sólo pueden caber en el underground blogger, se quivocaron. El ínclito Alcaraz se apunta a la tesis conspirativa.

37 comentaris:

Anònim ha dit...

Y dale, ¿Pero no estaba usted en huelga de silencio?. ¿O es como el De Juana, que sólo quiere el tercer grado?. Vaya tostón

Valea ha dit...

Don Aire, agradecerle de corazón la confianza en mi entrada.

No es más que una reflexión personal que nace de la certeza de que esta tropa que nos desgobierna no da puntada sin hilo. Piensa mal y acertarás (y es posible que hasta te quedes corto) con esta gente.

Lo dicho, que un honor y un abrazo.

Y encantado de encontrarle en el camino :)

Tanhäuser ha dit...

Pero vamos a ver Don-Aire, pero qué hace usted manchándose las manos con esta pandilla de descerebradillos. ¿De qué se trata? ¿de echarse unas risas?, pues nada, le recomiendo que tire un poco de la manta, y se de una vuelta por los espacios de los visitantes frecuentes de ese tortolito y ya verá, ya.
El tal Cerrajero es un crack, se lo recomiendo de todo corazón. Le aseguro que alguna carcajadilla se le va a escapar.
Suerte en el safari.

Anònim ha dit...

És una vergonya l'ús que està fent el PP de tot això. Els socialistes sou massa tous: canya al mono, collons

Libertad digital ha dit...

Para numerito el que montó ayer vuestro Presidente en TelePSOE. Un 95% del tiempo lo dedicó a hablar de Rajoy. Vaya despropósito de entrevista y de presidente...

Chesi ha dit...

Hombre, digo yo que minimizará el trabajo intelectual para los pamfletarios cortos de ideas que se limitan a repetir cual papagayos, y para aquéllos que les hacen la ola...

Como curiosidad, mira si minimizará el trabajo intelectual de los papagayos (suponiendo que no carezcan de intelecto, lo cual ya es mucho suponer), que el autor de la entrada se dirige a tí ¡para darte las gracias por la confianza! Y encima dice que es un honor... O él no ha captado la ironía de tu post, o yo tengo muy poco sentido del humor, porque a mí no me haría ninguna gracia...

don-aire ha dit...

Es que se me olvidó indicar que era ironía con el (/on ironía) (/off ironía)

Don Güevos ha dit...

En mi opinión este tipo de post devalorizan su blog. No sé si busca argumentos pensando en los propios para apuntalar el desastre. Pero visto desde una perspectiva seria, resulta un post ridículo.

Podemos decir: Y qué? Le cito yo cincuenta tontunas dichas y creídas por la izquierda.

Buscar opiniones más o menos "curiosas" para argumentar no se qué, es como hablar de algo trascendente con alguien y que te salga con un ejemplo.

Sería más ejemplarizante argumentar con valentía. Así no se pierde un determinado "nivel". Que no es nada fácil encontrar un espacio opinativo en la izquierda de cierta "calidad" que no esté contaminado de prejuicios y sectarismos baratos.

PD: Por cierto, insinúa Ud insider traning con lo de los etarras comprando birras en Caprabo...

don-aire ha dit...

No se sulfure don Güebos. Pero es que los niveles de ácido bórico se han vuelto a disparar. Y a veces, la mejor respuesta a la estulticia es el espejo.

gutiforever ha dit...

Si,si,...muchas risas,muchísima ironía fina,pero ya veremos que carita se queda,demudada y con sudor frio corriendo por la espalda,cuando la sangre de los muertos salpique la camisa blanca impoluta de Zapatero,y sus manitas de gorrión tipo Buendía.
Veremos cuando este en el funeral delante de los familiares,de los huérfanos,del padre o la madre de la víctima,y con suerte son tan complacientes para entender por que ha permitido el rearme de ETA,su vuelta a las instituciones,que Otegi sea un hombre de paz,que De Juana,como el juego de la oca,ahora lo entrullamos,ahora lo soltamos,que los batasunos campen a sus anchas,que la "kale borroka" sea el pan de cada dia,que la extorsión sigue a calzón quitado....
Si,si,...muchas risas.
Coda:
Hay manchas de sangre,que ni frotando con Zotal,salen.
Que tomen nota en Moncloa.

don-aire ha dit...

Claro, porque el atentado lo están preparando ZP, Blanco y Carod Rovira enun zulo de Donosti, no me diga más. Vaya ridículo estàn haciendo, señores.

un árbol ha dit...

Con la venia...

Lo que veo es mucha bruja Lola prediciendo las caras, las reacciones, los acontecimientos...

Las mismas caras que ví haciendo aspavientos cuando se intentó negociar.

Creo en la buena fe.
Creo en la confianza.

No creo en rabietas de impotencia, en quejidos y lamentos de quien hubiera hecho lo mismo en idénticas circunstancias.

No creo en reproches, en "ya te lo dije".

Hubiera preferido un poco de apoyo, aunque no hubiera sido manifiesto. Apoyo tácito, callado, todos a una.

Es lamentable.
Ahora toca hacer leña del árbol caído? hasta las próximas elecciones? y si ganan? intentarán resolver el "problema"?
Tanto me da que sean unos u otros.

Una que se salvó de un bombazo porque no le sonó el despertador.

Mis respetos, señor Aire, don Don.

Anònim ha dit...

Menudo lodazal

José Carlos ha dit...

Genial Donaire, simplemente genial, permítame que me quite el sombrero (aunque no lleve) buenísimo, ejercicio sin par de fina ironía.

Sin su permiso, me voy a dar el gustazo de enlazarle.

don-aire ha dit...

José Carlos, muy agradecido. Le debo un Gin Tonic.

ignasi ha dit...

Quina merda!
Quanta frivolitat!
No pateixis, Ernest!!! Res no canvia. Tot és igual.

Quina merda!

certificado ha dit...

No es la lista de Schindler, pero las siguientes personas no podrán escribir en ningún blog, gracias a ETA.
Frivolizar con este tema, me parece aberrante, cruel y sin el más mínimo sentido común (que por cierto es el menos común de los sentidos).
No se puede negociar con esos bastardos... Pero eso parece no ser "progre". Antes de escribir palabras vacías, lean la lista y piensen en ellos y en sus familias. Si aún les quedan ganas de reír, hágannos el favor a todos de retirarse de la política,aunque sólamente sea por dignidad.
. . . . . . . . . . . . . . . . . .

Bonifacio Martín Hernado
Julián Envit Luna
Diego Armando Estacio Civizapa
Carlos Alonso Palate
Ambrosio Fernández
Cecilio Gallego Atarias
Silvia Martínez
Juan Carlos Beiro Montes
Antonio Molina Martín
Joseba Pagazaurtundua Ruiz
Santiago Oleaga Elajabarrieta
José Mª Lidón Corbí
Javier Mijangos
Ana Arostegi
Juan Piedre Pérez

Manuel Giménez Abad
Froilán Elespe Inicarte
Santos Santamaria Averaño
Iñaki Totorika Vega
Ramón Diaz García

Ernest Lluch
José Francisco Querol
Amando Medina
Jesús Escudero García
Máximo Casado Carrera

Antonio Muñoz Carimaños
Luis Portero
José Luis Ruiz Casado
Manuel Idiano Azaustre
Jose Angel de Jesus Encinas

Irene Fernandez Pereda
Francisco Casanova Vicente
José María Corta Uranga
Juan Mª Jáuregui
José Mª Martín Carpena

Jesús María Pedrosa Urkiza
José Luis López de la Calle
Fernando Buesa
Jorge Diez
Pedro Antonio Blanco García

Jose Ignacio Irureta Goyena
Alberto Jiménez Becerril
Ascensión García Ortíz
Tomás Cabellero
Alfonso Parada Ulloa

Manuel Zamarreño
Jesús Cuesta Abril
Eugenio Olaciregui Borda
Francisco Arratibel
Felipe Puente

Rafael Martínez Emperador
Modesto Rico Pasarín
Francisco J Gómez Elósegui
Juan José Baeza
Andres Samperio Sañudo

José Manuel García Fernández
Miguel Angel Blanco Garrido
Daniel Villar Enciso
José María Aguirre
Jose Luis Caso

Fernado Múgica Herzog
Francisco Tomás y Valiente
Ramón Doral Trabadelo
Miguel Angel Ayllón
Isidro Usabiaga

Rafael Leyva Loro
Gregorio Ordoñez Fenollar
Mariano de Juan Santamaría
Margarita Gonzélez Mansilla
Eduardo López Moreno

Jeús Rebollo García
Enrique Nieto Viyella
Manuel Carrasco Almansa
Santiago Esteban Junquer
José Ramón Intriago Esteban

Felix Ramos Bailon
Florentino Lopez del Castillo
Martín Rosa Valero
Josefina Corresa Huerta
Luciano Cortizo Alonso

Leopoldo García Campos
Fernando Jiménez Pascual
Vicente Beti Montesinos
José Benigno Villalobos
Miguel Peralta Utrera

Juan José Hernández Rovira
José Manuel Olarte Urresti
Francisco Veguillas Elices
Francisco Martín Moya
Cesar Garcia Contonente

Jose Antonio Diaz Losada
José Santana Ramos
Alfonso Morcillo
José Santamaría Vaquerizo
José Domínguez Burillo

Emilio Castillo López Franca
Angel María González Sabino
Domingo Olivo Esparza
Fidel Dávila Garijo
Javier Baro y Díaz Figueroa

José Alberto Carretero Sogel
Juan Romero Alvarez
Manuel Calvo Alonso
Pedro Robles López
Juvenal Villafrañe García

Dionisio Herrero Albiñana
Joseba Goicoechea Asla
Arturo Angera Vallés
José Ansea Castro
Manuel Broseta Pont

Virgilio Más Navarro
Juan Querol Queralt
Juan Antonio Nuñez Sánchez
Ramón Carlos Navia Refojo
Emilio Tejerdor Fuentes

Francisco Carrillo Pérez
Antonio Ricote Castilla
Angel García Rabadán
Emilio Gómez Gómez
Julia Rios Rioz

Antonio Ricorda Somoza
José Sanmartín Bretón
Enrique Martínez Hernández
Antonio J. Martos Martínez
Juan josé Carrasco Guerrero

Joaquín Vasco Alvarez
Juan Manuel Helices Patino
José M. Fernández Lozano
Juan Manuel Martíenza Gil
Antonio Heredero Gil

Ricardo González Colino
José Luis Luengo Martínez
Miguel Miranda Puertas.
Luis García Lozano
Isidro Jiménez Dual

Francisco Diaz de Cerio
Jose Edmundo Casan
Luis Aragó Guillen
Manuel Echevarría Echevarría
José M. Cruz Martín

Coro Villamundría Sánchez
Francisco Robles Fuentes
Francisco Alvarez Gómez
Juan Salas Periz
Baudilia Lupe

Mª Pilar Quesada Araque
Ana Cristina Porras López
Rosa Mª Rosa Muñoz
Vanesa Ruiz Lara
Ramón Mayo

Francisco Cipriano Diaz S.
Juan Chicoa Ales
Nuria Ribó Perera
Enrique Aguilar
Raul Suárez Fernández

Andrés Muñoz Pérez
Valentín Martín Sánchez
Ricarco Couso Río
Manuel Pérez Ortega
Jesús Sánchez Lozano

Donato Calzado García
Edmundo Pérez Crespo
Pedro Domínguez Pérez
Luis Laraco López
José Luis Jiménez Barrero

Carlos Pérez Dacosta
Francisco Gil Mendoza
Alfonso Menzana Lejona
José Luis Jiménez Várgas
Victor Manuel Puertas Viera

Francisco Cebrian Caberas
Francisco Carballar Muñoz
Juan Carlos Trujillo García
Eduardo Sobrino González
Fabio Moreno Asla

Pedro Carbonero Fernández
José Javier Arritegui Aramburi
José Antonio Garrido Martínez
Fco. Javier Delgado González
Ignacio Pérez Alvarez

Aurelio Rodriguez Arenas
Angel J. Mota Iglesias
Benjamín Quintano Carrasco
Miguel Paredes García
Elena Moreno Jiménez

Francisco Almagro Carmona
Rafael San Sebastián Flechoso
José Lasanta Martínez
José Luis Hervas Mañas
Ignacio Urrutia Bilbao

José Manuel Alba Morales
Luis Alberto Sánchez García
Carlos Arberas Arroyo
José Fco. Hernández Herrera
Daniel López Tizón

Miguel Marcos Martínez
Ramón Díaz García
Juan José Escudero Ruiz
Eduardo Hidalgo Carzo
Francisco Pérez Pérez

Juan Gómez Salar
Vicente López Jiménez
Luis Alfredo Achurra Cianca
José Calvo de la Hoz
Juan Bautista Castellanos

José Antonio Montes Gila
Juan Antonio García Andrés
Manuel Jodar Cabrera
José Mª Sánchez García
Luis Ortelano García

Gregorio Caño García
José Mª Martín Posadillo
Ignacio Baraguas Argües
Coranada Muñoz Herrera
Mª Carmen Tagle González

Luis Reina Mesonero
José Ant. Cardona Morales
Juan Pedro González Manzano
José Angel Alvarez Suárez
Eledio Rodriguez García

Ignacio Bañuelo Laso
José Martínez Moreno
Pedro Ballesteros Rodríguez
Luis Azcárraga Pérez Caballero
Francisco Espina Vargas

Antonio Gómez Osuna
Sebastián Aizpiri
Francisco Zabaleta Aizpitarte
Antonio Fernández Alvarez
José Antonio Ferri Pérez

Martín Martínez Velasco
Pedro Antonio Fonte Salido
José Luis Barrios Capetillo
Ramón Bañuelos Echevarria
Juan José Pacheco Cano

Julio Gangoso Otero
Cristóbal Díaz García
Andrés Marcet Balsells
Jaime Bilbao Iglesias
Luis Delgado Villalonga

José Antonio Borrao Recio
Engraciano González Macho
Silvia Ballarín Gay
Angel Alcaraz Martos
José Luis Gómez Solis

Javier Biurrum
Manuel Rivera Sánchez
Angel J. Ramos Saavedra
María Luisa Sánchez Ortega
Antonio González Herrero

Juan Fructuoso Gómez
Mª Teresa Torrano Francia
Felix Peña Mazagato
Carmen Pascual Carrillo
Rafael Morales Ocaña

Teresa Daza Cecilia
Jorge Vicente Manzanares
Silvia Vicente Manzanares
Mª Carmen Marmol Cubillo
Susana Cabrerizo Marmol

Sonia Cabrerizo Marmol
Luis Enrique Salto Viñuales
Mª Emilia Eyre Dieguez
Milagros Amez Franco
Matilde Martínez Dominguez

Mercedes Manzanares Servitja
José Valero Sánchez
Luisa Ramirez Calanda
Felipe Caparros Ubierna
Consuelo Ortega Pérez

Mercedes Moreno Moreno
Mª Rosa Valldellou Mestre
Barbara Serrer Cervantes
Mª Paz Dieguez Fernández
Javier Valls Bauza

Antonio López Martínez
Pedro Gaznares Barrera
Rafael Mucientes Sanz
Antonio Ligero Geins
Cristóbal Martín Luengo

Federico Carro Jiménez
Manuel Avila García
Wendeslao Maya Vázquez
Vicente Montoya Salazar
Maricruz Yoldi Orradre

Antonio Mateo Melero
Emilio Capilla
Dolores Franco
Rocio Capilla Franco
José Pino Arriero

Mª Carmen Fernández Muñoz
Silvia Pino Fernández
José Ballarín Gava
Mirian Barrera Alcaraz
Esther Barrera Alcaraz

Carmelo Bella Alamo
Jesús M.ª Freixes Montes
Santiago Iglesias Godino
Javier Esteban Plaza
Ignacio Mateo Isturiz

Adrián González Revilla
Angel de la Higuera López
Juan Ignacio Calvo Guerrero
José Miguel Moros Peña
José Picatoste González

Mª Dolores González Cataraín
Angel González Pozo
Rafael Garrido Gil
Daniel Garrido Velásco
Daniela Velasco

Julio Cesar Sánchez Rodriguez
Gerardo García Antoaín
María Teixeira Goncalves
Cristobal Colón de Carbajal y M.
Manuel Trigo Muñoz

José Antonio Alvarez Diez
José Ignacio Aguirrez Abalaga
Juan Carlos González Rentero
Vicente J. Domínguez González
Juan José Catón Vázquez

Juan Mateos Pulido
Alberto Alonso Gómez
Enrique Moreno Aguilera
Manuel Fuentes Pedreira
Antonio Ramos Ramirez

Carlos Vesteiro Pérez
Ricardo Sáenz de Ynestrillas
Francisco Casillas Martín
Francisco Muriel Muñoz
Jesús Jiménez Jimeno

José Joaquín García Ruiz
Antonio Lancharrao Reyes
Andrés J. Fernández Pertierra
José Calvo Gutiérrez
Miguel Angel Cornejo Ros

José Herrero Quiles
Mario Leal Barquero
Juan Atares Peña
Alejandro Sáenz Sánchez
Agapito Sánchez Angulo

Ricardo Tejero Magro
Angel Fiscal Soto
Carlos Díaz Arcocha
Jesús Idelfonso García Vadillo
Máximo Antonio García Freile

Luis Navarro Izquierdo
Juan José Urriarte Orue
Francisco Rivas López
Máximo Díaz Barderas
Moisés Cosme Herrero Luango

Alfredo Aguirre Belascoaín
Francisco Miguel Sánchez
José Martínez Parens
Vicente Romero González
Juan García Jiménez

Esteban Del Amo García
José Millarengo de Bernardo
Eugenio Recio García
Ignacio Montes Abad
Estanislao Galíndez

Antonio Trujillo Comino
Juan Merino Antuñez
Esther Gijalba Gómez
Fausto Escrigas Estrada
Agustín Ruiz Fdez.deRetana

Fernando Amor Calvo
José Esposito Afan
Clement Perret
Eugene Kent Brown
Felix Gallego Salmón

Rafael Melchor García
José Manuel Ibarzabal Luque
Isidro Diez Ratón
Juan Sánchez Sierro
Joseph Couchot

Mohamed Ahar Abserraman
Francisco J. Fdez . Lajusticia
Juan Enrique Criado
Manuel Asensio Pereda
Miguel Castellanos Escamilla

José Larrañaga Arenas
Guillermo Quintana Lacaci
Miguel Fco. Solaun Angulo
Enrique Casas Vila
Pedro Ortiz de Urbina

José Naranjo Martín
Bernardo Pérez Sobrino
Jesús Alcocer Jiménez
Tomás Palacín Pellejero
Juan José Visiedo Calero

Antonio Velásco Benito
Angel Rodriguez Vázquez
Luis Ollo Ochoa Capitán
Diego Torrente Reverte
Angel Zapatero Antolín

Manuel González Villar
Alberto Aznar Reix
Antonio Torrón Santamaría
Juan Rodriguez Rosales
José María Martínez Martíenz

José Luis Veiga Pérez
Agustín Pascual Poblet
Victoriano Collado Arribas
Vicente Gajate Martín
Javier Alberdi Iriarte

Pablo Sánchez Cesar
Manuel Benito José
Juan José Pulido Pavón
Angel Florez Jiménez
Alfredo Jorge Suar Muro

José Reyes Cochardo
Alberto Martín Barrios
Cándico Guñagonzález
Lorenzo Mendivabal Iturralte
Manuel Carrasco Merchan

José Angel Martínez Trelles
Antonio Vicente Comesaña
José Antonio Julián Bayano
Fco. Javier Collado Azurmendi
Pablo Garraza Garcir

Eduardo Navarro Cañadas
Francisco Arin Urcola
Miguel Mateo Pastor
Ramón Iturriondo García
Anibal Izquierdo Emperador

Benicio Alonso Gómez
Patricia LLanillo Borbolla
Luis Manuel Allende Orrur
Ramón Ezequiel Martíenez Gª
Antonio Sutil Pelayo

Julio Segarra Blanco
Pedro Barquero González
Mª Dolres Ledo García
Antonio Conejo Jalgero
Fidel Lazaro Aparicio

Francisco Machio Martos
Eduardo Vadillo Vaillo
Juan Maldonado Moreno
Emilio José Canovas López
Jesús Blanco Ceraceda

Manuel Fco. García San Miguel
Ramiro Salazar Suero
Rafael Gil Martín
Enrique Rua Diaz
Manuel Perorue Diez

Arturo Quitanilla Sala
Fco. Javier Angulo Fernández
Jesús Ordoñez Pérez
Antonio Cedillo Toscano
Juan Seronero Sacristán

Emilio Fernández Arias
Juan Carlos Ribeiro de Aguilar
Alberto Toca Echevarría
José Giménez Mayoral
Gregorio Hdez. Corchete

Domingo J. García Gonzélez
Francisco González Ruiz
Victor Lago Román
Cesar Uceda Vera
Carlos Manuel Patiño Casanova

Juan Ramón Joya Lago
Juan García Hencia
Manuel López Fernández
Pablo Garayalde Jaureguizabal
Benigno García Diaz

Benjamín Fernández Fdez.
José Fragoso Martín
Modesto Maside Bouzo
Cristina Mónica Illarmedi
Agustín Martínez Pérez

Enrique Cuesta Jiménez
Ramiro Carasa Pérez
Antonio Gómez García
Vicente de Luis Garcera López
Antonio Pablo Fernández Rico

Angel Pascual Múgica
Antonio Huegun Aguirre
Daniel Henríquez García
Rafael Vega Gil
José Fernández Perna

José Aybar Yañez
Juan García González
Alberto López Jaureguizar
Vicente Gómez Duarte
Miguel Garrido Romero

José Luis Barona Zorilla
Juan M. Martínez Castañares
Luis Miranda Blanco
Magín Fdez. Ferrero Teniente
Joaquín Gorjón González

Ovidio Ferreira Martín
Felix Galindez Llanos
Santiago González de Paz
Manuel Hernández Seisdedos
Joaquín Martínez Simón

Antonio Diaz García
José Luis Oliva Hernández
Leopoldo García Martín
José Mª Ryan Estrada
José Luis Raymundo Moya

Ramón Romero Rotaeche
José Luis Prieto García
Juan Costas Otamendi
Vicente Sánchez Vicente
Francisco Francés Garzón

Oswaldo J. Rodrieguez Fdez
Luis Cadarso San Juan
José María Latiegui Valmaseda
Guillermo Tevar Saco
Antonio Nogueira García

Manuel Rodriguez Taboada
José Olalla de la Flor
Manuel Sánchez Borallo
Esteban Alvarez Merallo
Mª Josefa García Sánchez

Luis de la Parra Urbaneja
Ignacio Ubarruchi Erostarbe
Lorenzo Moto Rodriguez
Juan Manuel García Cordero
Jaime Arrese Ariamendiarreta

Felipe Extremiana Unanue
Carlos Fernández Aspiazu
Juan de Dios Doval de Mateo
José María Pérez López
Angel Retamar Nogales

Arturo López Hernandez
Modesto García Lorenzo
Julio Cesar Castrillejo Pérez
Miguel Lasa Arrubarrena
Alberto Lisalde Ramos

Sotero Mazo Figueras
Miguel Zunzunegui Arratibel
Vicente Zorita Alonso
Juan García León
Aurelio Prieto Prieto

Miguel Garciarena Baraibar
Miguel Angel San Martín
Carlos Fernández Valcarcel
Ignacio Lasa de Rezola
José Javier Moreno Castro

Jesús García García
Sebastián Arroyo González
Jesús Velasco Zuazola
Francisco Moya Jímenez
José Miguel Palacios Dominguez

Liborio Arana Gómez
Manuel Santacoloma Velasco
María Paz Armiño
Pacifico Fica Zuloaga
Alfredo Ramos Vazquez

Luis Domínguez Jiménez
Juan Manuel Román Moreno
José Martínez Pérez
Carlos José Gómez Trillo
José Gómez Mariñan

Alfredo Díez Marcos
Antonio Diez Marcos
Antonio Marín Gamero
Victoriano Villamor González
Miguel Rodriguez Fuentes

Angel Aztuy Rodríguez
Igancio Arocena Arbalaiz
Mario Cendan Geimonde
Eugenio Saracibar G- de Durana
José Luis Ramirez Villar

Damaso Sánchez Soto
José Arcedo Quiles
Enrique Aresti Urien
José Mª Piris Carballo
Francisco Pascual Anchio

Florentino Lepetegui Barjacoba
Eugenio Lazaro Valle
Luis Martos García
José Torralba López
Rufino Muñoz Alcalde

José Mª Espinosa Viscarret
Antonio Moreno Nuñez
Ramón Baglietto Martínez
Dionisio Villadangos Calvo
José Manuel Rodriguez Fontana

Jesús Holgado Sabio
Francisco R. Ruiz Fernández
Francisco Puig Mestre
Ceferino Peña Zubía
Angel Postigo Megias

José Pablo García Lorenzo
Julio S .Esposito Pascual
Luis Hergueta Guinea
Justino Quindos López
Elio López Cameron

Julio Muñoz Gran
Joaquín Becerra Calvente
Aurelio Navio Navio
Antonio Gómez Ramos
Ramón Ledo Taboada

Francisco López Bescos
Antonio Contreras Gabarra
Mario González Blasco
Jesús Mª Echeveste Toledo
Antonio Fernández Guzmán

Basilio Altuna Fernández
José María Urquizu Goyogana
Antonio García Argente
Mariano González Huergos
Miguel Fernández Espigares

Alfonso Martínez Bellos
José Ignacio Ustaran
Ramón Coto Abad
Benito Morales Fabián
José Antonio Merenciano Ruiz

Sergio Canal Canal
Jesús Hernando Ortega
José Luis Vázquez Platas
Avelino Palma Brida
Angel Prado Mella

Carlos García Fernández
Lorenzo Moto Rodriguez
Juan Manuel García Cordero
Jaime Arreste Arizmendiarreta
Felipe Extremiana Unanue

Carlos Fernández Aspiazu
Juan de Dios Doval de Mateo
José Mª Pérez López
Angel Retamar Nogales
Arturo López Hernández

Modesto García Lorenzo
Julio Cesar Castrillejo Pérez
Miguel Lasa Arrubarrena
Alberto Lizalde Ramos
Sotero Mazo Figueras

Miguel Zuzunegui Arratibel
Vicente Zorita Alonso
Juan García León
Aurelio Prieto Prieto
Miguel Garciarena Baraibar

Miguel Angel San Martín
Carlos Fernández Valcarcel
Ignacio Lasa de Rezola
José Javier Moreno Castro
Manuel Pérez Comerón

Carlos Sanz Biurrum
Manuel Fuentes Fontán
Antonio Mesa Portillo
Fernando Rodriguez Espinola
Juan L. Guirreurreta Arzamendi

Angel García Pérez
Antonio Alex Martínez
Pedro Sánchez Marfil
Juan Cruz Montoya Ortueta
José Mª Herrera Hernández

Francisco Berlanga Robles
Contantino Ortín Gil
Antonio Ramirez Gallardo
Hortensia González Ruiz
Ciriaco Sanz García

Bienvenido Romero Montejo
Francisco Gómez G- Jiménez
Miguel García Bayo
Francisco Mota Calvo
Jesús Ulayar Liliaga

José F. Artola Goicoechea
Felix de Diego Martínez
Jesús Diez Pérez
Esteban Saez Gómez
José A. Vivo Undabarena

Vicente Irusta Altamira
Cesar Pinilla Sanz
Sergio Borrajo Palacín
Benito Arroyo Gutierrez
Agustín Muñoz Vázquez

Miguel Chavarri Isasi
José María Maderal Oleaga
Antonio Recio Claver
Pedro Fernández Serrano
Gines Pujante García

Miguel Orenes Guillamón
Juan B. Peralta Montoya
Dionisio Imaz Gorostiza
Juan Bautista García
Pedro Ruiz Rodríguez

Juan A. Diaz Román
José M. Maestre Rodríguez
Antonio Peña Solis
Antonio Pérez García
Luis Gómez Origüela

Agustín Laso Corral
Jesús Abalos Jiménez
Luis Gómez Borrero
Luis Berasategui Mendizabal
Andrés Ant. Varela Rua

Angel Baños Espada
Héctor Muñoz Espiniza
Francisco Medina Albala
Diego Alfaro Orihuela
Emeterio de la Puente Aller

Jesús Maria Colomo
Miguel Angel Saro López
Emilio López de la Peña
Dorotea Fetiz
José Anaya

Juan Luna Azol
Jesús Emilio Pérez Palma
Guadalupe Redondo Villar
Moisés Cordero López
Antonio Pastor Martín

Dionisio Gzlo. Rey Amez
Juan Tauste Sánchez
Antonio Nieves Cañuelo
Manuel Ferreira Simoes
Antonio López Carreras

José Manuel Boix
José Mª Pérez Rodriguez
Aureliano Calvo Valls
Modesto Carriega Pérez
Aurelio Pérez Zamora

Julián Esquerro Serrano
Lorenzo González Vallés
Sixto Holgado Martín
Santos Sampedro Lozano
Adolfo Vilariño Doce

Pedro Gori Rovira
José María Uriarte Alvaín
Eugenio Recio Guzmán
José Manuel Baena Martín
Manuel Lemos Noya

Miguel Angel Raya Aguilar
Joaquín Ramos Gómez
José Mª Acedo Panizo
Esteban Baldarrain Madariaga
Alberto Negro Piguera

Joaquín Vicente Val
Manuel López González
Juan Marcos Gutierrez
Miguel Iñigo Blanco
Alfredo Aristondo Trincado

Martín Marquillaz Trincado
Francisco Martín González
José María Portel
Jesús Manuel Campos Rodríguez
Domingo Herino Arevalo

Javier Jauregui Bernaola
Antonio García Caballero
Juan Manuel Sánchez Ramos
Juan Antonio Pérez Rodriguez
José García Gastiáin

Aurelio Salgueiro López
Alfonso Estevas Guilmain
Amancio Barreiro Gens
José Antonio Ferreiro González
José Zafra Regil

Lorenzo Soto Soto
Ramiro Quintano Avila
Francisco de Asís Liesa Morete
Anselmo Durán Vial
Angel Julio Pacheco Pata

Ramón Muiños Fernández
Elías García González
Alberto Villena Castillo
Luciano Mata Corral
Luis Carlos Gancedo Rou

José Benito Diaz
Epifanio Bto. Vidal Vázquez
Andrés Silverio Martín
Ignacio Olaiz Michelena
José Legasa Ubiria

Juan Cruz Hurtado
Rafael Recaola Landa
Mariano Criado Ramajo
Luis Candendo Pérez
José Rodríguez de Lama

Lucio Revilla Alonso
Emilia Larrea Saez de Adacia
Francisco Mateu Canovas
José Benito Sánchez
Benjamín Sancho Mejido

Elías Elexpe Astondoa
Eliodoro Arriaga Ciarriz
Alejandro Hernández Cuesta
Manuel León Ortega
José Mª Serrais Llasera

Gabriel Alonso Perejil
Angel Cruz Salcines
Vicente Rubio Ereño
Saturnino Sota Argaiz
Juan Jiménez Gómez

Diego Fernández Montes
Joaquín María Arada
Pedro Garrido Caro
José Mª Arrizabalaga Arcocha
Lisardo Sampil Belmonte

José Luis Vicente Cantón
Felix Ayuso Pinel
Constantino Gómez Barcia
Antonio Galán Aceituno
Manuel Orcera de la Cruz

José María Basana
Jvier de Ibarra y Berge
Valentñin Godoy Cerezo
Augusto Unceta-Barrenet Azpiri
Antonio Hdez-Ferna Segura

Angel Antonio Ribera Navarro
José Diez Fernández
Joaquín Imaz Martínez
Julio Martínez Ezquerro
Manuel Vergara Jiménez

Victor Legorburo Ibarreche
Julián Garlarza Ayasturi
Emilio Guezala Aramburu
Manuel Albizu Idiaquez
Vicente Soria Blasco

Jesús Mª González Ituero
José Luis Martínez Martínez
Angel Berazadi Urbe
Miguel Gordo García
Antonio de Frutos Sualdea

Luis Carlos Alba Llamosas
Juan María Araluce Villar
Alfredo García González
Luis Francisco Sanz Flores
Antonio Palomo Pérez

José Mª Elicegui Díez
Llorente Roig Fernández
Domingo Sánchez Muñoz
Mariano Román Madroñal
Ovidio Diaz López

Fernando Fernández Moreno
Carlos Aguimberri Elorriaga
Francisco Expóxito Canio
Demetrio Lesmes Martín
Juan José Moreno Chamorro

Esteban Maldonado Llorente
German Aguirre Irazuegui
Manuel López Treviño
Antonio Echevarría Albisu
José Diaz Linares

José Ramón Morán González
Andrés Segovía Peralta
Gregonio Posada Zurrón
Manuel Pérez Vázquez
Martín Durán Grande

Concepción Pérez Paino
Francisco Baeza Alarcón
Mª Angeles Rey Martínez
Baldomero Barral Fernández
Mª José Peez Martínez

Antonio Alonso Palacín
Mª Jesús Arco Tirado
Luis Martínez Martín
Antonio Loro Aguado
Francisco Gómez Vaquero

Miguel Llanas
Gerardo García Pérez
Jerónimo Vera García
Luis Santos Hernández
Argimiro García Estevez

José Humberto Fonz Escobedo
Jorge Juan García Carnicero
Fernando Quiroga Veina
Luis Carrero Blanco
Juan Antonio Bueno Fernández

José Luis Pérez Mogena
Eloy Garcia Cambra
Fermín Moreno Pérez
Melitón Manzanas González
José Pardinas Arcay

Lucien de Peiro ha dit...

Con su permiso hoy me voy a poner un poco demagógico, pero viendo la respuesta de "Certificado" vale la pena que yo muestre una lista con la que no parecen contar muchos que tienen listas como la que hemos visto.

Entenderán que les enace la lista y no copie los nombres. Cuando vean el número lo entenderán (y eso que hay estimaciones que multiplican por 10 el número que van a ver. Lo que pasa es que estos están confirmados.

Pulsen en mi nombre, por favor.

Carlos ha dit...

Enhorabuena certificado, es la mejor muestra de demagogia que he visto nunca. Y es que para algunos es una falta de respeto a las víctimas publicar una entrada irónica sobre las palabras de otro blogger o las de Alcaraz y, sin embargo, estar 3 años utilizando a dichas víctimas para atacar al Gobierno y sacar rédito electoral no es en absoluto una falta de respeto hacia ellas. Hay que mirar antes la viga en el ojo propio...

Por otro lado, me resultan muy curiosas las palabras de Alcaraz:

- "gracias a este gesto de ETA, el Ejecutivo de Zapatero desarticula y desarma el discurso de la oposición política, de la sociedad española y de las víctimas del terrorismo contra el proceso de negociación"

En primer lugar se apropia opiniones de colectivos porque sí, sin representar en absoluto a dichos colectivos:

1.- La oposición política. Falso. Toda la oposición del Parlamento apoyó al Presidente en el proceso de paz, excepto el PP. De esta forma, las palabras adecuadas (no manipuladas) hubieran sido "una parte de la oposición" o "el principal partido de la oposición".

2.- La sociedad española. He aquí un ejercicio alucinante de soberbia. ¿La sociedad española? ¿Ahora Alcaraz o el PP hablan en nombre de la "sociedad española"? Yo formo parte de esa sociedad, y ni mucho menos estoy de acuerdo con la posición mantenida por la AVT o por el PP.

3.- Las víctimas del terrorismo. Aquí tenemos el ejemplo más evidente de la utilización que se hace de las víctimas para atacar al Gobierno de forma tan irresponsable. Y es que, si bien Alcaraz es el portavoz de la AVT, no es prudente afirmar que éste represente a todas las víctimas. No olvidemos que hay otras asociaciones de víctimas e incluso víctimas que no están inscritas en ninguna asociación. Por lo tanto hubiera sido más correcto que se hubiera referido únicamente a la AVT, organización que, es cierto, él preside.

Pero lo que más me sorprende es que diga que el gesto de ETA (la ruptura de la tregua) desarma los argumentos del PP, de la AVT, de LD, etc. Y es que él mismo lo ha dicho. Obviamente se refiere a que la entrega "pactada" de Navarra a ETA, la rendición ante los terroristas, la autodeterminación, la excarcelación de De Juana, etc, eran falsedades esgrimidas por los que atacaban al Gobierno. El mismo Alcaraz lo ha admitido con estas palabras.

Pero lejos de admitir que se equivocaban (ya hemos visto como afirma que esas acusaciones han sido "desarticuladas y desarmadas"), le da la vuelta a la situación y se inventa una "estrategia" conjunta entre el Gobierno y los terroristas para asegurar que ETA ha roto la tregua para beneficiar al Gobierno.

En fin cualquiera puede observar como estas manifestaciones no son más que una forma de tapar las mentiras del PP y la AVT sobre lo que ellos llamaban el "proceso de rendición", que con la ruptura de la tregua se ha demostrado que no era tal.

No le vendría nada mal al país que se dejara de hacer uso electoral de las víctimas y existiera una unión de todos los demócratas para acabar con esta lacra que es el terrorismo.

Saludos.

certificado ha dit...

Sr. Lucien de Peiro, según WIKIPEDIA.-La Guerra es una de las más viejas formas de relación entre estados. Supone el enfrentamiento organizado de grupos humanos armados, con el propósito de controlar recursos naturales o humanos (la esclavización) y se producen por causas no bien conocidas entre las que suelen estar las culturales, mantenimiento o cambio de relaciones de poder, dirimir disputas económicas o territoriales... (estas guerras también pueden ser guerras civiles).

En Ciencia Política y Relaciones Internacionales la guerra es un instrumento político, al servicio de un Estado u otra organización con fines políticos.

¿Está diciendo Ud. que ETA es uno de los bandos en una guerra?. Pues yo estoy en el otro bando.

certificado ha dit...

Sr. Carlos.
Ya veo que Ud. no ha comprendido nada. Bueno siga Ud. utilizando a las víctimas. Ellas no estarán cargadas en mi conciencia.

Carlos ha dit...

Sr. certificado, me gustaría hacerle un par de preguntas:

1.- ¿Lo que se está viviendo en Irak hoy en día es una guerra? ¿Entonces Bush en 2003 cuando dijo aquello de "hemos ganado la guerra", mentía?

2.- ¿Lo de Irak fue (es) realmente una guerra, o por el contrario fue una invasión?

Por otro lado, lamento contemplar que el que no ha comprendido nada es usted. Precisamente mi comentario lo que expone es justamente lo contrario de aquello de lo que me acusa: utilizar a las víctimas. Creo que del texto se entiende perfectamente mi postura, unidad de los demócratas ante el terrorismo, manteniendo en todo momento el respeto a las víctimas sin utilizarlas electoralmente.

Con frases como "las víctimas no estarán cargadas en mi conciencia" lo que se consigue es justamente lo contrario. Y es que espero que esté de acuerdo en que las víctimas sólo deben estar en las conciencias de sus asesinos, que son los únicos culpables de sus crímenes y a los que yo, como cualquiera, odio profundamente.

Saludos.

certificado ha dit...

Sr. Carlos y Sr. Lucien de Peiro.
Yo solo lamento contestarles que respeto su opinón pero ni la comparto ni creo que haya hablado de demagogia.
La Real Academia Española define este término como la «práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular».
Yo no creo haber escrito en este blog precisamente para ganarme el favor popular, más bien para dejar de utilizar a las víctimas por cualquiera de las partes.
Pero cómo veo que a Uds. les gusta la demagogia y que quieren hablar de terrorismo poniendo el ejemplo de Irak, decirles qué si Señores, que Uds. lo han conseguido. Uds. si que saben y se han superado, por lo que pueden considerarse grandes demagogos.
Cuando haya un comentario en el blog sobre Irak (llámese conflicto, guerra, invasión,...) daré mi opinión al respecto.

Lucien de Peiro ha dit...

Certificado, más allá del desacuerdo tan monumental que nos separa piense en algo: yo califiqué de demagógico su comentario. Usted me ha calificado a mí de demagogo, cosa que yo no he hecho con usted. Un comentario demagógico (el mío fue hecho con premeditación y alevosía, vamos, que sabía de la demagogia que contenía) no es necesariamente el producto de una mente demagógica. Su comentario era indudablemente demagógico, se ponga cómo se ponga, diga lo que diga, como también lo era mi comentario, pero en ningún momento, como ya he dicho, he afirmado que usted sea un demogagogo.

Si usted lleva al terreno personal lo que para mí era un análisis de su intervención, no me lo cuente, por favor, que ya me aburren los comentarios personales, los insultos y otras desfachateces de los que desvían la atención apropiándose de la única moralidad o ética respetable (la suya propia), como usted hace con el asunto que aquí nos reúne.

En resumen, yo acudí a un comentario demagógico para ilustrar el suyo, que era patente y quizás no necesitaba ilustración alguna.

Espero haberle aclarado algo y un consejo: me parece muy bien que deteste, repruebe o criminalice a ETA, porque yo también lo hago, pero trate de ir más allá y no quedarse en la epidermis del debate. Se lo digo por experiencia, porque estos cansado de ver a elementos que, en algunos casos te llaman terrorista por tratar de ir más allá.

En este país sobra odio, sobran prejuicios y falta reflexión; mucha reflexión.

Saludos.

Anònim ha dit...

Certificado.Ets un fatxa fastigós.Visca Catalunya lliure de fatxes.Escriu en català, cabró.

certificado ha dit...

Sr. Lucien de Peiro.
Que nos separa un abismo monumental en el sistema económico (que en eso se basa la diferenciación entre derechas e izquierdas) es evidente.
En su primera intervención relacionada con mi comentario Ud. escribe que se va a poner un poco demagógico. En su segunda intervención me dice que yo lo califico de demagogo. Dejemos la “palabreja” y seamos sinceros que por ambas partes hemos hecho una buena jugada a los del otro bando, o sea a los terroristas irritándonos por una cuestión semántica, mientras ellos están cargando las pistolas. Por cierto las cervezas las comprarán en Eroski... (ahora me refiero a asuntos económicos, no malinterpreten mis palabras).

En lo que me recrimina de llevar las cosas al terreno personal, le diré que yo a Ud. no lo conozco personalmente y que no creo que sea a través de este medio en dónde se conocen verdaderamente a las personas. Creo no haberle insultado en ninguno de mis comentarios, y si se ha tomado alguna de mis palabras por un insulto, le pido disculpas... Aunque no sé exactamente cual pueda haber sido.

Sobre el consejo que me da, no sé exactamente a qué se refiere. Creo no haber ilustrado mis comentarios con la palabra terrorista a su persona ni a ningún demócrata aunque piense diferente que yo. Y si alguien le ha tratado de ese modo, ruego no me compare con dicha persona. Yo no creo que todos los socialistas o peperos sean iguales.

Sus últimas palabras me llenan de satisfacción y de esperanza, al ver que la mayoría de la gente de bien cree que en este país sobra odio y prejuicios. Sobre lo de la reflexión también estaría de acuerdo si se aplicase por toda la franja del ancho de banda del espectro político democrático.

A propo...prefiero el artículo de Don Aire “Crònica d'una mort anunciada” . Creo que no debemos hacerle más publicidad a los criminales.

Carlos ha dit...

Yo sólo le he hecho las preguntas sobre Irak a raíz de su comentario, que creo que intentaba hacer ver que Lucien de Peiro se había referido al problema del terrorismo en España como una guerra, ya que lo comparaba con el conflicto de Irak. Me ha dado la sensación de que su comentario denotaba que lo que existe en Irak es una guerra, por eso le he hecho esas preguntas, nada más.

En cualquier caso, ha sido una forma muy elegante de rehuir la respuesta.

Saludos.

don-aire ha dit...

1. Coincido con Carlos y Lucien. Y anoto la primera contradicción, don certificado. Dice usted que no hay que usar a los muertos pero me obsequia con la lista de asesinados por ETA a los que al parecer yo menosprecio con mis risitas.
Pues mire: eso precisamente es usar a los muertos.

2. En su lista hay algunas ausencias. ETA asesinó también a la madre de Eduardo Madina (un compañero ilustre de Las ideas) que se murió de pena. Pena por el atentado que arrancó las dos piernas a su hijo. Si entra en su blog verá que abogaba por el diálogo.
Esta persona, que tiene más razones que usted y que yo para odiar, pidió una oportunidad a la paz. ¿Sabe usted?. Madina tuvo que cerrar durante un tiempo su blog porque lo cosieron vivo. Y lo que más le dolió fue, precisamente, que la mayoría de los comentarios mencionaban a los muertos. Otros, por cierto, lamentaban que ETA no hubiera hecho bien su trabajo el día del atentado.

3. Ése es el primer problema. Los muertos no son de nadie. A lo sumo de sus familias. Y no tolero (no, no lo tolero) que cada vez que se hable de ETA alguien enseñe los muertos. Y con esa autoridad moral de la que siempre se ven imbuidos, te señalen con el dedo acusador y te digan "¿Cómo puedes deshonrar así su memoria?". No usen los muertos, don certificado. No son de nadie.

4. Si ha seguido el hilo narrativo de este post, verá que estaba dedicado a un señor que afirma lo siguiente "El PSOE y ETA se han puesto de acuerdo y han levantado la tregua para favorecer electoralmente al PSOE". Y eso no sólo lo dice un individuo en un blog. Lo dice ni más ni menos que Alcaraz.
Se lo repito. "Zapatero se ha puesto de acuerdo con ETA y le ha pedido que mate un poco a ver si así gana las elecciones".
Y ante un comentario de esta calaña, uno tiene dos opciones.
La primera es ponerse serio y hacer una denuncia en el juzgado más cercano por un delito de injurias. Y la segunda es burlarse de él. A veces, el sarcasmo es el más efectivo de los recursos.

5. Ya ve. Yo me he burlado de un tipo que asegura que mi presidente (y el suyo) cambia muertos por votos. Y usted me llena el blog de muertos porque dice que me río de ellos.
Yo nunca diría que los obstáculos que ha puesto el PP le hacen responsable del próximo atentado. Porque como dijo sensatamente Aznar en 1998 "el reponsable de un atentado es quien lo perpetra".

6. Y acabo. He hecho un voto de silencio. No se ha entendido. Yo sostengo que si nadie hablase del próximo atentado de ETA, el terrorismo perdería sentido. Y que yo no iba a contribuir a dar publicidad a ese atentado.
Ahora bien. No me quedaré callado si alguien como el blogger que le cito señala con el dedo a los socialistas y dice "Esos han pactado con ETA". Hasta aquí podríamos llegar

certificado ha dit...

1.- Muy bien Sr. Don Aire. Primero Ud. aboga por no invertir tiempo en la publicidad a esos terroristas, y es precisamente Ud. el que hace los comentarios, no por supuesto en contra de ETA sino de la AVT.
2.- Creo que no hay ninguna persona en su sano juicio que no desee la paz, excepto por supuesto los terroristas... Pero cómo se habrá dado cuenta he escrito “en su sano juicio”. Pero si cree Ud. que negociando con terroristas se consigue la paz, siento decirle que no es así. La negociación a la que se refiere se puede hacer con las fuerzas políticas democráticas, pero no con los terroristas.
3.- Los muertos no son de nadie. Hasta ahí estamos completamente de acuerdo. Pero se olvida de la utilización política de las otras víctimas de terrorismo. ¿Quién las utilizó políticamente?. Ya sabe me refiero a las del 11 M.
4.- Si quiere le haré una lista de los posts que deseaban la muerte de Alcaraz y de las risas en contra de las víctimas.
5.- El responsable de un atentado es quien lo perpetra, pero el castigo a ese atentado no debe quedar impune negociando con los autores del mismo, gracias a maniobras políticas. No estamos en “estado de guerra”, ni los terroristas son el otro bando de una contienda-
6.- Anteriormente he escrito que me gustaba su post “Crònica d'una mort anunciada”, pero ya me daba cuenta en su momento que no iba a tardar mucho en ser respetado. Es un acierto moral, pero rentabiliza pocos votos.

don-aire ha dit...

1. No hay nada nuevo en sus palabras. Es el eco del debate político que se repite una y otra vez. Usted dice que no puede haber negociación y yo he defendido (y defiendo) que sí. Es una frontera. Respeto sus límites. Pero yo no hablo de eso.

2. Como usted no habla de Guerra de Irak, yo no hablaré del 11 M. Si relee mi blog, sólo lo he hecho para llorar (literalmente) las víctimas.

3. El debate de fondo es otro. Antes he señalado una frontera: negociación sí o negociación no. Podemos discutir, argumentar, demostrar y probablemente no nos pondremos de acuerdo. Pero insisto yo no hablo de eso.

El tema es otro. Cuando existe una frontera política, se deben respetar unos limites. Y yo propongo uno: Que nadie use los muertos. No sé quién tiene razón en la búsqueda de la solución, pero lo que no es de recibo es que una de las partes use como argumentos la memoria de los muertos. Eso es lo que yo lo replicaba: Dejemos a los muertos en paz.

4. El sentido de mi post es denunciar una acusación muy grave. Es la diferencia entre los medios y el fin. Yo creo que Rajoy y Zapatero coinciden en el fin y discrepan en el medio. Pero cuando alguien no sólo insinúa, sino que afirma que el fin de Zapatero no es el fin de la violencia, sino ganar las elecciones. Cuando alguien dice que el Presidente del Gobierno ha pactado con ETA para que empiecen a matar, en ese momento, se rompen las esclusas del sentido común.

Y lo que yo espero del PP es que salga de inmediato y diga. "No, señor Alcaraz, por ahí no pasamos. Zapatero erra en el medio, pero estoy convencido que persigue un fin justo". No podemos dejar impunes ese tipo de comentario.

5. Y sobre el silencio. Vuelvo a reiterar. ETA se alimenta de los miles de comentarios que se van a escribir el día del próximo atentado. Porque el terrorismo necesita el estado de shock, el runrun ciudadano. Y yo quiero proponer la vía del silencio: El día del atentado escribiré sobre lemures.

Y sobre los pocos votos de mis escritos... le recuerdo que estoy retirado de la política. Tanto mejor para la política. ¿No nota que el país va un poco mejor?.

Cinna ha dit...

Interesante debate... De entrada quisiera que supieran que sé muy poco de política, pero creo que me queda algo de sentido común así que voy a intentar volcarlo y participar.

En mi modesta opinión estoy totalmente a favor del silencio como medida de extinción del fuego mediático que provocan los actos terroristas, sin obviar que también incluyo en ésta categoría algunas actuaciones desarmadas por parte de los representantes políticos de ETA. Así que si todos hiciésemos voto de silencio, incluso los medios, tal vez esos señores dejarían de sentirse tan importantes y podríamos abrir una nueva puerta al diálogo.
Yo siempre he creído que hablando se entiende la gente, y creo que si fue posible resolver un conflicto sobre terrorismo en la no muy lejana Irlanda, también debe serlo para nosotros. Sin necesidad de empuñar las armas ambos bandos ni de usar la fastidiosa memoria histórica, hay veces en que es necesario no mirar atrás para dar un paso adelante.
Ahora bien, creo sinceramente que en éste país aún no estamos preparados para alcanzar ése nivel de madurez democrática que nos permita dibujar el futuro sin andar saldando las cuentas del pasado.
Me ha dado la sensación leyendo algunas opiniones que abogando a las víctimas se recurría al ojo por ojo... Yo no creo que engrosando esas listas, sean del bando que sean, se alcance la solución.


Ojala muchos tuviesen la mente diáfana que por sus opiniones desvela Sr. Don Aire, otro gallo nos cantaría

Valea ha dit...

Por supuesto que agradezco a Don Aire de corazón el que traiga esta entrada aquí. Al menos -no sé si conscientemente- está permitiendo que otras ideas puedan entrar en este blog, a parte de las que aparecen en ese panfletillo que es El Plur(it)al de Sopenoso.
Sí, es un placer encontrar a gente en el camino con ganas de discutir sobre ideas, en vez de insultar o usar los puños. Y pensé que esta era una buena oportunidad para hacerlo.

Poder discutir y contrastar ideas siempre es bueno, aunque otros prefieren como argumentos 9 gramos de plomo.

He ido dejando pasar los días, viendo cómo iban cayendo aquí comentarios por un lado y por el otro, y hoy por fin me decido a intervenir tras ver la toma de postura. Y he de decir que en estos comentarios veo mucho aspirante a Mosso d'escuadra.

Algunos tratamos de argumentar nuestras posturas e ideas. Otros descalifican por sistema y sin ningún tipo de argumento. Por supuesto, con estos últimos no merece la pena invertir ni un minuto de tiempo.

Quizá a muchos os da lo mismo que ETA mate o no, porque tenéis claro que gracias a vuestro pequeño Stalin-Rovira no habrá tiros ni bombas en Cataluña...

A mí sí preocupa que la gente tenga que caminar con escolta o no dejar que sus hijos jueguen en el parque, sea esto en Bilbao, Sevilla o Tarrasa.

don-aire ha dit...

Cinna

Todos somos a la vez expertos e ignorantes en política.

Cada vez apuesto más por el silencio como vía de escape.

Me alegra ver que empeizan a darse algunos pasos a favor del acuerdo. La cordura vuelve. Y vuelve también un cierto grado de autocrítica (al cual yo me sumo).

Sólo discrepo en una cosa. Éste es un país socialmente muy sano. La transición es un ejemplo magnífico de reconciliación, aunque es cierto que nos dejamos algunos muertos por el camino. Y creo que ahora volveremos a demostrar que nos une mucho más de lo que nos separa.

Un abrazo

don-aire ha dit...

Valea

Yo creo que ante un asesinato la mayoría de la gente sólo siente repulsa. Estoy convencido. Mi fe en la sociedad es muy alta.

Además creo que la sociedad española debe tratar mejor a Esquerra. ERC quiere la independencia y eso es legítimo. Si asfixiamos esta vía democrática con el insulto, con la descalificación, con la incomprensión absoluta, estamos negando el principal utensilio de la lucha contra ETA: "Se puede defender un fin con medios políticos, nunca con la violencia".

Respetar a ERC (y también mejorar el respeto al PP en otros ámbitos, claro) es la mejor forma de demostrar que existe una vía alternativa a la violencia, que es el cauce democrático. Si alguien cree que tiene razón, que lo demuestre en las urnas.

Y no. No creo que haya ni un solo votante de ERC que se alegre de un atentado. Como también creo que ETA mintió al afirmar que Carod-Rovira pidió que no atentasen en Cataluña. No puede ser.

Gracias por tu visita y por tus palabras

Anònim ha dit...

Es usted un pozo de cordura. Vuelva a la política.

Don Güevos ha dit...

"Me alegra ver que empeizan a darse algunos pasos a favor del acuerdo. La cordura vuelve. Y vuelve también un cierto grado de autocrítica (al cual yo me sumo)."

Oiga, que gusto.

Parecer ser que en el psoe hace falta ser, como Leguina, geográfo, estadístico y viajero, para estar con los pies en el suelo.

Igualito que ZP. Oiga, que no nos viaja nada, pero nada nada, y todavía está con el Rubio...

debate popular ha dit...

Estos tipos de treguas no existen ,solamente existe la posibilidad de tirar la pelota para más adelante.Igual el miedo siempre esta presente siempre que se apueste a la extorsión de estos señores y no su eliminación definitiva.