03 de novembre 2007

efindex (V)

La sociedad 2.0 ha entrado también en el universo económico. Y se mueve con mucha más soltura que la administración. Me gusta mucho la iniciativa de abrir un wiki deliberativo sobre open business, de manera que la mesa lleva tiempo discutiendo virtualmente lo que ahora presenciamos.

Marc Vidal nos regala una presentación excelente. En la forma y en el fondo. Nos dibuja un pulso entre la economía 1.0 y la economía 2.0, o siguiendo sus palabras, entre la hiponomía y la wikinomía. El punto central de la nueva economía es la conversación. Parece una convención de naming: índice niebla, prosumidores, reliquias medievales... El concepto de open business se concreta en una empresa que les invito a conocer: wilogo, un portal colectivo para la creación de logos con la lógica 2.0. Acaba con un bonito oximoron: prevee un escenario de imprevisión. EL poder del desorden digital.


Ramon Sangüesa argumenta que en un contexto de cambio constante, de incertidumbre, la apertura es un factor de adaptación. La pregunta que planea es si el cambio es necesario, si vale la pena. Y, con buen criterio, no da una respuesta sino que plantea dudas. Les dejo con el final: "En el camino, la fauna que uno se encuentra, conjura zoológicos de lo más terrorífico y arrinconador: dinosaurios, jefes tóxicos, compañeros aún más tóxicos, zombies existenciales variados, zánganos de alto dinamismo... Basta toparse con sólo algunos de ellos en una empresa dada y empezar a preguntarnos esa empresa puede abrirse o tenemos que ser nosotros los que nos "abramos".

Cierra Julen Iturbe. Una verdadera explosión de ideas. Una de las cuestiones que plantea es si el open business no acabará invalidando la necesidad misma de las empresas. Una empresa abierta debería acabar con la autodestrucción de la propia empresa, como los mensajes de James Bond. Insiste (como los otros dos) en que el escenario y el futuro se resiste a ser planificado. Y cierra con una reflexión necesaria: ¿Podemos hacer una empresa sin tecnología?. En el modelo que propuse de la matriz herramientas 2.0 - desarrollo 2.0, sería una empresa participada.


En resumen: Bravo.

1 comentari:

Julen ha dit...

Estupenda la recopilación de las presentaciones y tus apuntes. Da gusto encontrar este tipo de cronistas. Seguimos en efervescencia buscando el camino.