10 de maig 2008

icities (V)

Ésta es por motivos obvios una de las mesas que más me interesa. "Ciudadanos conectados: cíber activismo", con un cartel de lujo. Alana Moceri, del Partido Demócrata, César Calderón, el amigo Gutiérrez-Rubí y el argentino Sebastián Lorenzo.

Alana Moceri es la presidenta de Democrats Abroad Spain (el partido demócrata de Estados Unidos en España). Lanza una gran pregunta: "¿Es Obama un Mac y Clinton un PC?". Menciona el famoso vídeo de Hillary 1984, que demuestra la pérdida de control por parte de los responsables de campaña. Compara las dos páginas de Hillary Clinton y Obama, que contrastan en su estética y contenidos. La clave de la campaña de Obama se basa en su concepción grassroot y su modelo MyBarackObama, un verdadero modelo 2.0.

Sebastián Lorenzo es el responsable de la Fundación Generación Libre. Han desarollado proyectos vinculados con la educación 2.0, utilizando el soporte moodle. En el ámbito del cíberactivismo, detaca la campaña sumate a Cristina (así, sin acento) o la campaña que promovía las fotografías con un mensaje "Yo voto a Cristina". Otras buenas ideas son el portal Grito argentino, la web che y olé, que fomenta la participación de votantes españoles en Argentina. o el Pjdigital, una especie de facebook de los miembros del Partido Justicialista. Este hombre es una máquina de generar proyectos digitales.

César Calderón plantea que la sociedad 2.0 supone la transición del modelo ciudadano - intermediarios - Gobierno al modelo ciudadano - Gobierno. Es lo mismo que ocurre en el turismo: los turistas ya no necesitan las agencias de viajes para contactar con los destinos. Nos muestra algunas campañas como Democrats por Mitt (un divertimento de los demócratas, que intentaban mantener a Mitt en la pugna de los republicanos), Free Burma, el clásico Pásalo... Acaba: "Un político que entra en la red sólo durante las elecciones no tiene credibilidad".



Antoni Gutiérrez - Rubí pone un poco de agua al vino: ¿Cuáles son los límites del ciberactivismo?. Los objetivos deben ser posibles (realizables, programables), lo que nos lleva al diseño de las fases y las etapas. Hay que aprender a "empaquetar" argumentos , para crear razonas, ideas, propuestas, públicos y sectores. Líderes, sí; pero para generar cambios. Aboga por la creación de agrupaciones virtuales. Abogamos por causas, pero necesitamos leyes. El activismo debe conectar con el ARTivismo, como esta página que les recomiendo. El cíberactivismo corre el riesgo de moverse en un líquido amniótico que no es capaz de influir, de entrar también en los medios tradicionales.