07 d’agost 2008

Nadie

- Nadie me recoge, teme el perro en la perrera el último día de su vida.
- Nadie me quiere, llora el amante despechado.
- Nadie me cree, recuerda el político antes de la entrevista.
- Nadie me necesita, musita aburrido el superhéroe en la Barcelona de agosto.
- Nadie me lee, comprueba el blogger ante las últimas estadísticas.
- Nadie me comprende, piensa el pintor vanguardista mientras mezcla magenta y trementina.
- Nadie me escucha, solloza el adolescente con su cuerpo mutante.
- Nadie me visita, sostiene la anciana en la residencia donde se pierden los recuerdos.
- Nadie es nadie, grita Él.

2 comentaris:

José-Luis Prieto ha dit...

"Eu son Balbino. Un rapaz de aldea. Coma quen di, un *ninguén*. E ademais, pobre" ("Yo soy Balbino. Un chaval de aldea. Como quien dice, un *nadie*. Y además, pobre"). Xosé Neira Vilas: Memorias dun neno labrego

Carme Sànchez ha dit...

Uf! la canícula estival te provoca unas reflexiones muy profundas...
Un abrazo refrescante!!!