19 de juny 2009

Sólo nos quedarán los muertos



Cuando al final cesen las proclamas.
Cuando las noticias enmohezcan.
Cuando las palabras sólo sean un eco lejano de palabras,
y los discursos, tuberías huecas de adjetivos.
Cuando las banderas no importen más que las miradas.
Cuando no recordemos el perfil de las fronteras.
Cuando los ideales sean sólo diccionario,
y los desfiles, regueros de hormigas.
Cuando ya no quede ni rastro del porqué.
Cuando el tiempo barra como un tipp-ex las excusas.
Cuando se hayan podrido los dicursos, aquí y allá,
y las pistolas descansen en el ropero de la memoria.

Ese día
sólo nos quedarán los muertos.
Y los miles de amaneceres perdidos.

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Amen, maestro

sociata ha dit...

La mort només és mort

Anònim ha dit...

Per què ho fas tot en castellà darrerament? Te'n vas a Madrid?