19 d’agost 2010

Identidad y souvenir



En clandestinos nos ha interesado mucho el debate sobre los nodos. Si los turistas quieren conocer la identidad de un lugar, ¿cómo saber qué es identidad y qué es artificio?. En Turiscopia han reflexionado sobre identidad turística y la obsesión antiturística de los turistas. Y eso explica la necesidad que tienen los destinos de alejarse de los tópicos y construir un relato identitario para turistas. Y ésta es la propuesta de Cataluña: Catalogar los nodos susceptibles de representar la esencia de Cataluña. El Conseller responsable de turismo, Josep Huguet, ha encargado al Museu Nacional d'Art de Catalunya, al Institut d'Estudis Catalans y al Foment de les Arts Decoratives un catálogo de los 120 nodos que mejor sinteticen la identidad catalana. Gaudí y románico versus sombreros mexicanos. La guerra está servida.

Los souvenirs y la identidad

Con los sombreros mexicanos pasa los mismo que con las burkas: Hay más denuncias que denunciados. Es cierto que en Barcelona hay algunas tiendas de souvenirs que venden estos sombreros pero no es fácil encontrar turistas que los luzcan con orgullo. Pero lo que es más importante, los portadores de estos sombreros no están intentando capturar la esencia catalana (o española), no se han equivocado de cultura, sino que simplemente se han disfrazado. Como estudió en su momento Aramberri, el turismo tiene un componente liminal, carnavalesco, que explica la transgresión de las normas y la necesidad de transvestirse, no adoptando los trajes regionales locales, sino mediante disfraces que explicitan su condición de disfraces.

No es tan evidente que los souvenirs sean pedazos de identidad. Tal vez la mejor reflexión sobre los souvenirs tuvo lugar en la exposición Efecto souvenir, que ya recogimos en clandestinos. Aquí descubrimos que los souvenirs se guían por el efecto fetiche, la nostalgia, la extracción o la anticipación. En general, un souvenir no es un recuerdo del lugar, sino un recuerdo del turista en el lugar, que no es lo mismo. Los souvenirs son una captura del instante efímero en el que estuvimos en un lugar; no los asociamos a una geografía, sino a nuestra propia biografía.

Identidades locales o turísticas

Las identidades locales no son las identidades turísticas. Y esto es así, entre otras muchas razones, porque la miradas desde fuera dependen de la perspectiva del observador. Un japonés no entiende la identidad catalana de la misma forma que un valenciano. Cuando se pasea a un alemán por la Fageda d'en Jordà, un impresionante bosque de hayedos en el corazón de la Garrotxa, deberíamos saber que ése es su paisaje habitual y que donde nosotros vemos la magia de los cambios de colores de las hojas caducas, ellos ven el paisaje de casa al trabajo.

En segundo lugar, los nodos turísticos no son siempre los espacios con mayor capital cultural, artístico o histórico. Las estrellas de las guías no están correlacionadas con los BCIN. ¿Cuántas ciudades tienen sus candados de enamorados?: Pécs, el puente de Triana, Torino, Roma, París o Málaga se han creado espacios tapizados por candados que siguen la estela de la obra de Federico Moccia. El turismo crea sus propios rituales, que se escapan de las normas culturales al uso. En Girona, uno de los nodos más fotografiados es el Cul de Lleona, que se ha popularizado a partir de la visita guiada Leyendas de Girona.

Vender souvenirs

Me da la impresión que el problema de los souvenirs no es el significado (lo que representan), sino el significante (el objeto en sí). En un museo del kistch, podríamos llenar estanterías enteras con figuritas construidas con conchas, peluches, bolígrafos o camisetas estampadas. Por eso, además del catálogo de nodos la Conselleria ha estimulado la incorporación de artesanos a la producción de souvenirs, con el fin de incrementar la calidad de las piezas. La tienda Empremtes de Catalunya (Huellas de Cataluña) es un espacio promovido por el Gobierno catalán con la finalidad de mejorar la calidad del mercado de los recuerdos.

Lo importante no es si el románico, Gaudí o las chimeneas de las colonias del Llobregat representan mejor la esencia de Cataluña que la nueva arquitectura contemporánea, los grafittis del Raval o Leo Messi. Cada recorrido turístico es una selección de elementos, que necesariamente deja de lado la mayor parte de la identidad de un lugar. Tal vez lo más relevante es que las piezas que adquieran los turistas no sean "Made in China", como lo son ahora. Ésta es la paradoja más llamativa del mercado de souvenirs: Fabrican a miles de kilómetros los objetos que los turistas comprarán con el fin de adquirir un pedazo del lugar.

Publicado en clan-destinos

1 comentari:

Arttesano ha dit...

Que interesante la reflexion que haces sobre la diferencia que hay entre la identidad del turista y como el souvenir es un elemento biográfico mas que geográfico ....