04 de juny 2011

Turismo creativo











Que el turismo contemporáneo precisa de creatividad e innovación es casi una obviedad. Pero algunos destinos han ido un poco más allá y han hecho de la creatividad un factor de atracción turístico. El concepto de turismo creativo, como la mayor parte de los nuevos turismos, es ambiguo y recoge tendencias diversas. En síntesis, podemos hablar de turismo creativo cuando el destino se presenta como espacio de inspiración y de trabajo para la creatividad (la fotografía, la pintura, las artes escénicas, la composición musical...). Muchos proyectos están organizados a partir de una figura creativa, que articula el concepto de espacio de creatividad.

No se trata tan solo de proyectos turísticos, sino de iniciativas culturales que pretenden atraer talento, centros de formación, residentes y, naturalmente, turistas. La UNESCO ha creado una red de ciudades culturales, con el objetivo de potenciar la diversidad cultural en los centros urbanos. La ciudad australiana de Melbourne es la ciudad de la literatura, Bradford es la ciudad del cine, Buenos Aires es la ciudad del diseño y Chengdu es la ciudad de la gastronomía. La red está integrada por 28 ciudades de todo el mundo, que se organizan a partir de un concepto clave: la música, el cine, la artesanía, el diseño... Algunas ciudades han logrado construir un discurso turístico basado precisamente en su capacidad creativa, como la ciudad mexicana de Santa Fe. Canterbury ha logrado una marca turística basada en la creatividad musical, que se estructura a partir del festival.

Barcelona ha apostado desde años por la creatividad como argumento turístico, primero a partir de la figura Gaudí (y el Año Gaudí), después a partir del proyecto Barcelona Centro de Diseño. Incluso Turismo de Barcelona se planteó presentarse a sí misma como la ciudad de la creatividad, de igual forma que Milán es la ciudad del diseño y París la ciudad del amor. La apuesta ha cristalizado en una iniciativa muy difusa, Barcelona Turismo Creativo, una plataforma mixta en la que participa Turismo de Barcelona que tiene como objetivo posicionar a Barcelona en el mercado turístico de la creatividad.

En clan-destinos valoramos especialmente la apuesta de la ciudad de Sitges, espacio creativo del Mediterráneo. Qualia Sitges es una apuesta de ciudad por la economía de la creatividad. Sitges potencia el patrimonio histórico de la ciudad, como argumento para crear iniciativas creativas, en una atmósfera de innovación. Se sustenta en el principio de que todas las actividades sociales mejoran si se desarrollan en un escenario propicio y Sitges quiere ser un escenario de creatividad. Simplificando, Qualia quiere ser un 22@ de la creación, con un componente turístico muy relevante. En este vídeo sintetizan muy bien el concepto y los instrumentos de la apuesta de Sitges. Arriesgada, pero innovadora. ¿Quién dijo miedo?.

Publicado en clan-destinos