30 de desembre 2014

Diez tendencias turísticas para el 2015

  
Si la vida es lo que pasa mientras piensas qué es la vida, el turismo es lo que ocurre mientras haces predicciones sobre el futuro del turismo. Pero ya conocen mi debilidad por el futurismo y no puedo evitar la tentación de proponer algunas tendencias para el año que viene.

1. Del BRIC al BIC 

Los cuatro grandes tractores de la nueva economía (Brasil, Rusia, India y China) han aparecido en los últimos años en la lista de los mercados de origen més cotizados. Brasil se tambalea, pero empuja el crecimiento de los turistas desde Sudamérica; India solo tiene influencia en los mercados más cercanos. De momento, el valor más sólido de los cuatro es China, que ya lidera el gasto turístico mundial. Sin embargo, 2014 ha sido el año del desplome del mercado ruso, castigado por la caída del rublo. Con la reactivación de la Guerra Fría, Rusia se cae del grupo y la apuesta de futuro se queda en los dos gigantes asiáticos y en Brasil. 

2. Asia

Asia ha sido el motor del turismo en los últimos años: en 2013 creció un 7% y en 2014 se esperan números muy similares. Un síntoma: Según Google, el país turístico más buscado ha sido Thailandia. El crecimiento del mercado continental y la creciente hegemonía de las compañías asiáticas explica que poco a poco aumente su cuota de mercado. Uno de los principales motores de este proceso son las grandes metrópolis asiáticas, como Singapur, Kuala Lumpur, Macao, Hong Kong o Bangkok. Dubai, Doha y Abu Dhabi sufren por la inestabilidad de la región. El Country Brand Index de Bloom sitúa a nueve asiáticos entre los 20 primeros.

3. Apartamentos

2015 será el año de la consolidación de la oferta no hotelera en los destinos urbanos y el inicio de la conquista en los destinos litorales no europeos. Sin duda, uno de los factores de cambio es el crecimiento exponencial de los sistemas P2P, liderados por airbnb. No es el único: Roomorama, 9flats, Windu, HouseTrip y varias decenas más han revolucionado el universo del alojamiento. Como en la música o en la prensa, no creo que el proceso se frene con normas. No es solo una cuestión de precio: Los apartamentos permiten una nueva forma de vivir la experiencia turística, más cercana a la vida local. La alianza entre RoomMate y los apartamentos de su entorno abre una vía de colaboración a explorar.

4.  Destinos saludables

El turismo hospitalario matendrá su progresivo crecimiento (más lento de lo que algunos intuían). Pero la gran revolución en la salud se ha producido en los hábitos: Más que hospitales o curas, los nuevos turistas adoptan patrones saludables. Iphone ha llenado su espacio de apps de salud y propone la monitorización de registros sobre el corazón, la dieta o los pasos diarios. La salud se situará en el centro de la demanda de los turistas y eso afectará los productos, los menús, los programas o los medios de transporte. No pierdan la pista al proyecto de bosques terapéuticos de la Costa Brava, uno de los más innovadores que he conocido en los últimos años.

5. "Wearables"

Mientras esperamos los efectos del Internet de las cosas y la irrupción de las NFC para más adelante, 2015 será el año de las "wearables", las pulseras, los relojes y los gadgets diversos que cuestionan la hegemonía del móvil. Además de las aplicaciones que permitirán abrir la puerta de la habitación del hotel o la entrada del museo, este registro constante de información será un filón para el big data y la huella digital de los turistas. Veremos dispositivos para las maletas, nuevas experiencias en los museos, aplicaciones en la ropa y la irrupción definitiva de las gafas de RA en el sector.

6. Responsablemente

Control de las emisiones, reducción de la contaminación, reparto de la riqueza, kilómetro cero... El turismo responsable se ha hecho un hueco en los criterios de decisión. Un tercio de los turistas británicos tienen en cuenta la RSC de las empresas cuando realizan su reserva. En el último WTM, el 60% de las empresas consideraron que el turismo responsable crecerá en los próximos tres años. Ante la escasa reputación de los label de calidad (McDonald's luce la Q de calidad turística), las redes sociales pueden ejercer de eficientes auditores.

7. Más que imágenes que nunca

Instagram ya ha desbancado a twitter en número de usuarios. Flickr y Pinterest continúan ahí y Vine empieza a asomar. Éste será el año de la GoPro y, para bolsillos más pudientes, de los drones. Selfies, vídeos bajo el agua, imágenes aéreas y cientos de miles de horas de bosques a vista de cráneo. Será la mayor producción de imágenes turísticas de la historia. 

8.  Bicicleta

2015 será el año de la revolución de las dos ruedas. En primer lugar, porque este medio se ha aposentado en la estrategia de movilidad de muchas ciudades, de Sydney a a Copenhage, de Bogotá a Seatle. Segundo, porque las ciclovías se han multiplicado por todas las geografías. Europa se ha tomado en serio el proyecto de EuroVelo, una densa red de vías cicistas continentales. Pero sobre todo porque correr e ir en bicicleta son los nuevos hábitos de las clases medias, las clases turísticas. Los nuevos modelos de bicicletas eléctricas abren un escenario casi inédito.

9. P2P

Airbnb es solo el principio. El P2P (economía colaborativa lo llaman algunos) penetra en todas las rendijas de la cadena de producción turística. Del transporte (Uber, ya saben) al intercambio de casas (HomeExchange), del couchsurfing a los restaurantes pop-up (EatWith), de guías (Vayable) a nuevas experiencias (Trip4Real). El P2P es un juego de luces y sombras, de problemas y soluciones. Acercan prestadores y turistas, pero facilitan la creación de grandes oligopolios. Mejoran la difusión de los beneficios turísticos, pero crean grandes holdings que cotizan en paraísos fiscales. 2015 será el boom definitivo del P2P y eso lo cambiará (casi) todo. 

10. Comer (y beber)
 
En año sin Juegos ni Mundial, el evento del año es la Expo de Milán... dedicada a la alimentación. No hay plan de destino que no sitúe a la gastronomía en el centro de su estrategia, de Perú a Sudáfrica, de Dinamarca a Vietnam. Se estima que en los últimos tres años viajaron unos 27 millones de americanos por motivos gastronómicos. Aunque el TastingSpain no acaba de funcionar, España es percibida como el destino líder europeo en turismo gastronómico. El enoturismo también crecerá, aunque no hay enoturistas para tantos enoturismos. Al menos, de momento.

En resumen, la alianza entre el crecimiento (leve) de la economía, el precio del petróleo y el auge de nuevos mercados dibujan un 2015 de récord. Pero será también el año de la eclosión de nuevos destinos. El resultado de la ecuación es que precisamos de más creatividad, más formación y más innovación. Y sí, el turismo cubano vivirá un buen año.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Don, i qui faltarà en el mapa de destinacions?