24 de juny 2007

Que me asista el doctor Montes

Mi muerte es mía. Y de los míos.
Respeto a quien, en el último momento, quiere conservar la consciencia. También hay parturientas que rechazan la epidural. A mi, personalmente, la consciencia de mi dolor y de mi muerte no me aporta nada constructivo. Hace muchos años que descubrí que el dolor duele y que el sufrimiento hace sufrir.
En España existe una normativa sobre el sacrificio de animales. En todos los casos (excepto en los rituales religiosos), los animales deben estar aturdidos antes de ser sacrificados; para ello, se utiliza una pistola de perno cautivo, el aturdimiento eléctrico y más recientemente la concentración de CO2. A mi personalmente me gustaría que en el último instante me tratasen como a una vaca. Esto es, que me ahorren un sufrimiento innecesario.
Por eso, solicito que me asista el doctor Luis Montes. ¿Recuerdan?. Es ese salmantino de mirada dura y dulce a la vez, que fue acusado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid de practicar la eutanasia y que fue despiadadamente descuartizado por los medios guardianes de la moral. Ahora, la Audiencia ha desestimado el caso. Mientras tanto, gracias a la gestión del ínclito Lamela y sus vociferos de la Cope, en Madrid se muere peor.
Insisto. Que cada cual muera como quiera. Yo ruego que no me hagan sufrir. Por eso, como Berlín, como don Royo, como César Calderón, como Carmen Sánchez, como Luis Solana, como Jose Carlos, como el díptero, como a capela, llegado el penúltimo instante, por favor, que me asista el doctor Montes.

15 comentaris:

jorge ha dit...

No sólo en Madrid se muere peor. Leo en el blog de Nacho Escolar que "Desde el acoso al Severo Ochoa, los médicos se lo piensan mucho más: se juegan acabar en los tribunales acusados de homicidio. Algunas comunidades, como Andalucía, han puesto en marcha protocolos para detallar al centilitro cuánta morfina hay que aplicar en cada caso". De los comentarios al post anterior, Nacho Escolar extrajo material para un nuevo post. La macabra conclusión, Donaire, es que ahora uno se muere lo mismo, pero duele más.

Don Güevos ha dit...

Joder, que me voy de vacaciones y los veo a todos haciendo campaña (les faltó unos días, cachi).

Se les nota mucho.

Olvida que el auto habla de "mala praxis médica", y aunque considera que no hay prueba suficiente como para considerarlo ilícto penal, deja abierta la vía civil para que paguemos todos vía indemnizaciones.

Oiga, que nadie discute lo que dice, aunque otra cosa es cuándo y cuánto.

Existen protocolos en todos los paises.

don-aire ha dit...

Si se va de vacaciones deje unos cuantos comentarios trolleros de guardia. Y envíenos una postal de ésas que dan tanta envidia: "Estoy aquí tan ricamente, mientras tú no estás". Disfrute y si ve un cíbercafé, no entre. Yo aprovecharé para fustigar al PP sin oposición.

certificado ha dit...

Jorge León dijo:
«Pasar un día tras otro de malestares, impotencias, frustraciones, dificultades materiales, incomunicación, bien consciente, sin olvidar, sin la perspectiva de que lo puedes evitar cuando lo desees es una tortura; perderás el sueño y será imposible la paz; la vida se reduce a un sufrimiento psíquico constante. Sólo hay serenidad cuando tenemos la certeza de que podemos poner fin en el momento que queramos".

Rodrigo ha dit...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Anònim ha dit...

La eutanasia no es un delito, pero el asesinato sí lo es. Léase la sentencia, lo que dice y luego siga la corriente si quiere. A ver qué opinan las víctimas. Este hombre es un aprendiz de Dios, que no sigue las normas.

Anònim ha dit...

Mario Alvarez EX-GERENTE de RADO, y lector de este blog, no paga a sus trabajadores.
Tiene juicios pendientes por NO PAGAR EL FINIQUITO.
Denunciado por apropiarse de la cuota obrera, no pagar las cuotas de la seguridad social, etc.
Si tienes conciencia y NO TE GUSTARÍA QUE TE HICIESEN LO MISMO.
Te invito a pasar por su Blog, y déjale un mensaje... si puedes. YA QUE EJERCE LA CENSURA PARA EVITAR COMENTARIOS EN SU CONTRA.
http://www.marioalfer.blogspot.com/
No dejes que se salgan con la suya, todos somos trabajadores, a todos nos podria pasar algún día.

El Perdíu ha dit...

Son ustedes fascinantes. Sólo ven la parte de la noticia que les interesa. Un juez ha dicho en su sentencia que ha quedado probado que hubo "mala praxis médica" por parte del doctor montes y a ustedes les parece divertidísimo.
No sé cuántos hospitales públicos visitan ustedes cuando están enfermos. A lo mejor es que como tienen seguro privado les parece entretenido que en la sanidad pública haya médicos de los que un juez dice que actuan con "mala práxis". Y además, ¿usted sabe si todas las personas que fueron tratadas por este hombre habían dado su consentimiento? . Que usted quiera ahorrarse sufrimientos no debería suponer que todo el mundo piensa igual

don-aire ha dit...

Me temo que es usted quien toca de oidas. Al doctor Montes le han absuelto judicialmente: no me parece nasa gracioso. Han analizado 400 casos y en 4 de ellos existen dudas del procedimiento. Que en síntesis quiere decir que no sabe (literalmente) si el exceso de sedación pudo acelerar una muerte por otro lado segura.

Al doctor Montes lo incriminó públicamente el Consejero de Sanidad (el ínclito Lamela) a partir de unas acusaciones anónimas. Una docena de medios de comunicación se lanzaron sobre él con epítetos como "Doctor Muerte" o "el asesino" y lo descuartizaron durante meses. Ahora, la sentencia da la razón al doctor. 396 imputaciones sobreseídas y 4 en las que se percibe "mala praxis".

El resultado de este linchamiento es que la sanidad ha quedado maltrecha, que el Severo Ochoa fue puesto en la picota, que los profesionales fueron cuestionados y (lo que de verdad importa) que se ha levantado el pedal de la sedación. Está demostrado que ahora se muere muy mal en Madrid.

Mire. No me parece bien éticamente la sanidad privada (ni tampoco la educación privada). Y no. No tengo ninguna relación con los hospitales privados. En los públicos, la sanidad funciona razonabalemente bien, con unos profesionales de tomo y lomo, que se dejan la piel, las noches y la vida en su trabajo. Entre ellos, mi hermano Javier.

Y me revienta (sí, me revienta) que se judicialice la sanidad, que se incrimine por una acusación anónima, que los consejeros no defiendan (de entrada) a sur profesionales, que se critique sin ton ni son, que se consiga una agonía terrible para los pobres inocentes que yacen en una cama... Se ha avanzado mucho en los tratamientos paliativos contra el dolor; sólo hay un obstáculo: la moral del sufrimiento, que limita las posibilidades de morir en paz.

Ahora el doctor Montes ha llevado a juicio a la COPE. Espero una sentencia ejemplar. Los pistoleros de la palabra tienen que saber que no todo es gratis.

Piel de letras ha dit...

En mi país actualmente se debaten puntos -cuando menos a nivel mediático- medulares como la legalización del aborto, la eutanasia asistida y un contrato legal entre personas del mismo sexo al que no quieren llamar "matrimonio". Lamentablemente son mascaradas, esos puntos, para distraer la atención de la gente sobre otros temas que como llamas en distintas partes se encienden, arden con fuerza, pero se sofocan, al igual que las voces y clamores entre los medios de comunicación que prefieren pasar 10 o 15 segundos de un spot sobre la lluvia y los sonidos intermitentes de esta, que la realidad que sufre México.
No que esos puntos sean de ínfima importancia, sino que por el morbo y el escándalo que provocan tienden a llamar la atención mas que otras cosas que también son vitales... pero no se habla de ellas, no en los medios... no en mi país.
Es una vergüenza, una tristeza y una impotencia enormes la que se siente... de verdad.

certificado ha dit...

La percepció de la vida que es té quan pateixes dolor i sofriment, és radicalment oposada al sentir quan està controlat el teu dolor, quan pots tenir una millor qualitat de vida pel temps que et quedi.

La societat ha d'impulsar projectes que millorin la qualitat de vida dels malalts que sofreixen dolors intensos.

Plantejar l'alleugeriment del dolor com un dret humà, és a dir, que qualsevol que estigui impossibilitat de dur una vida digna per causa de dolor, tingués el dret constitucional a rebre ajuda a morir dignament.

Encara que és un tema molt espinós a l'hora de la seva aplicació. Per a aquesta futura legislació hauria almenys d´existir alguna certificació que el pacient així ho desitja.

Don Güevos ha dit...

Permítame una pequeña maldad:

"y (lo que de verdad importa) que se ha levantado el pedal de la sedación"

Ud creé?

Don Güevos ha dit...

Permítame una pequeña maldad:

"y (lo que de verdad importa) que se ha levantado el pedal de la sedacion"

Ud creé?

don-aire ha dit...

Perdone que no le haya contestado hasta ahora. Es que estaba como dormido. ;-)

Anònim ha dit...

Quisiera conseguir una grabación del documental del Canal 4: La muerte es mía

¿Alguién lo ha podido grabar?

Gracias.